Amosando publicacións coa etiqueta V de Vinganza. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta V de Vinganza. Amosar todas as publicacións

luns, 18 de abril de 2016

la ronya, la borra, la brutor,

Em jug les ungles que ningú no sap què fem aquí.
El meu cul m'ordena que m'aixequi
i mostri amb el color
que si traguéssim a lloure tots els cabells d'aquesta sala
no faríem més que adobar un plat
en divendres de quaresma, per alimentar el Mal
que un dia despertarà dins nosaltres.
Sabem cert que si ficàssim dins la gola
d'un monstre eunuc i pelat
tots els pèls dels nostres caps, conys, culs, aixelles, 
guixes, dits, pits, cames, cuixes, ous, nassos,
orelles, llengües, cares i celles
faríem rebentar-li la boca
i amb les seves entranyes fondríem i corcaríem
les parets de les feixuguíssimes petulàncies de l'experiència aliena
que mantenen viva la por
donen raó al silenci
i trampegen la puntuació del dau del joquet de viur.
No s'ha de dubtar
que si a partir de mil nou-cents noranta-vuit
tothom decidís no rentar-se les orelles
i després de vint-i-un anys,
amb l'agra cera perpetuant segellàssim les dubtoses boques
de les pocànimes que neguen el Jo
-el progrés des del Jo
el Jo que s'alça i balla part damunt del propi Jo
el Jo que Joeja
el Jo que és propisme
el Jo que concep i dóna vida a les percepcions del Jo
el Jo que sap el cert dels altres Jo
el Jo cabareter i autostopista
el castell enigmàtic de Jo orgiàstrics,
els cabells i els ulls ens tornarien a créixer
i, aleshores, en ensumar els llençols del carrer
veuríem la ronya, la borra, la brutor,
grenyaríem els camins amb les grenyes que ens hauríem permès
el camí camí de goig de ser talment únics.


Mai en segles ens hauríem sentit tan lliures. 

Carles Rebassa 


Vén de aquí 

luns, 4 de abril de 2016

Entre lo uno y lo diverso*


Un movimiento, como todo elemento, puede participar de varios sistemas a la vez, tener varias relaciones, experimentar diferentes funciones; por ejemplo, estar al mismo tiempo en el interior y en el exterior de la relación de capital, estar dentro y fuera. Esto entraña estrategias políticas que permanecen completamente opacas a las fuerzas políticas y sindicales, precisamente porque estas últimas consideran «la unidad de las cosas como superiores a su multiplicidad». 

Maurizio Lazzarato 




martes, 19 de xaneiro de 2016

(A beleza está na acción)

Camarada Negro: Así que ahora que ya no andas saltando cosas por los aires, ¿a qué te dedicas? ¿Sigues siendo una revolucionaria? 

Juliet Belmas: Ahora me dedico a filmar todo el rato cosas que saltan por los aires (...) 

De "Militante feminista", un artículo de Juliet Belmas en el fanzine Guerra al patriarcado, guerra a la tecnología asesina. Recopilatorio de declaraciones, ensayos y comunicados del grupo acción directa y la brigada de las mujeres incendiaria,
se pilla aquí
y en Madrid en el rastro punk, los domingos por la mañana 



Una de sus películas

domingo, 7 de xuño de 2015

Organizar os recordos dunha cidade: Madrid I



MALASAÑA 

Cómo organizar os recordos en torno ás rúas.
Non sei cómo vou deixar esta cidade. É dificil en xeral, pero ir a Malasaña é matador. Hoxe andivemos por aló visitando unha óptica, probando lentes e dando un paseo. A verdade estiven feliz, pero agora penso, sinto cómo podo levar tres anos sen vivir aló... ;) Qué fermoso é o barrio a pesares de estar xentrificación. Madrid está rechea da miña historia. Madrid, Madrid, Madrid, Madrid.

1. Calle San Vicente Ferrer:
-O chino fronte á miña antiga corrala agora é unha tenda enorme de plantas. 
-A miña corrala está á venda: hai un carteliño no meu ex-balcón. Lembro o roubo, lembro a mudanza. Lembro o final do amor.
-O Veggie Room, unha nova tenda vegana, está nesta rúa. Pola tarde os adolescentes  que van a Taboo enchen a súa porta. A vida segue con auguiña de coco.
-"Moitas preas colleron a panda da removida musical no Red Bar!" penso ao pasar por diante.

2. Calle Espíritu Santo:
-A óptica hipster de sempre segue no seu sitio. Todos os lentes "para arriba" que A. non quere probar semellan os que fixeron famosa á M.teclista (aínda que ela os mercou en Nova Iorque ;)
-Fronte á tendiña dos cupcakes hai outra hipsterada ben rosa de donuts.
-O obradoiro que fai zapatos a man, incribles con moitas teas e que valen para vodas, aquí segue. 

3. Calle Corredera Alta de San Pablo
-A panadería non existe, hai un sitio de comida rápida que da moito baixón no lugar onde almorzamos por primeira vez xuntos J. e máis eu. Penso moito nesas barras de pan conxeladas que chegaban nun camión listas para ser forneadas, penso moito nelas cando vou á casa, a Compostela e mamá repite: "Señoriña, señoriña leve do meu, que anque lle calque e lle calque volve ao seu" para lembrarnos o boísimo que está o pan de Lalín que estamos comendo.
-O chino máis grande dese principio da rúa ten fóra máis prantas que antes, iso gústame. 
-Retro City segue no seu sitio, asomo a testa por ver se hai exposto algún bañador deses tan desfasados e lindos que eu tamén usaba canda nena.

4. Calle de Santa Bárbara:
(A rúa da  Gssh! Gssh! House)
-Loreak Mendian non pechou. Sempre que paso por aí penso no Deli Room, ao cabo dos anos traballei con S. que resultou ser a dona de ese espacio de fanzines e moda.
-A carón do portal de J puxeron Graphic Books. Vaise arruinar! 

5. Plaza de San Ildefonso:
-As terrazas non están cheas, qué raro.
-Non escoito as badaladas da igrexa que oía sempre dende o salón de J.
-A tendiña Nest segue aberta. Se entro mercarei papel de agasallos para os meus collages, coma sempre.
-Papelería La Riva segue en pé, ben! "Cando ela peche será unha nova era", comenta b.



6. Calle Corredera Baja de San Pablo:
-A primeira vez que pisei malasaña acompañaba a un americano ver un cuarto de aluguer por aló. A "habitación" máis pequena que vin na miña vida foi isa: un habitáculo nun alto do ancho do colchón. Douscentos e pico euros xa daquela, arredor do 2004. Lembro unha costa porenta. Unha malasaña quinqui, e areosa, non me preguntedes por qué este barrio daquela era sepia. 
-Anos despois vivín cunha xaponesa, R., no número 37. Aló escribín varios contos, unha reseña sobre Desalojos de Miriam Reyes e poemas: "Lirios"encantábame e creo que o perdín. Ai non, coido que está en Marés nos pousos do café. Foi a época máis linda, D.I.Y. fanzineira e musicalmente falando, do mundo. Tamén vivín cunha arquitecta, S., e cunha americana, K., que anos despois tivo un accidente caendo á vía do tren. Chamoume a nai para dicirmo...
-Un apontamento sobre a xentrificación: comezou con #Triball (Triángulo Luna, Barco, Ballesta): Qué raro que ao pasar por aquí non me lembre do cine porno, nin das redadas da secreta no meu portal aos que traficaban fóra. Non pensei nas cámaras da poli escondidas, nin nos nenos drogados que vin unha vez sentados nas escaleiras deste cine desaparecido, onde nace a Calle Ballesta.

7. Calle Ballesta:
-Cómo cambiou o barrio, cómo cambiou o barrio que agora hai pura tenda de deseño e bares onde antes se daban as pelexas de chineses. Atopar sangue na rúa á mañá, e ter medo das supostas mafias que por aló danzan (por exemplo na desaparecida taguara Badem, Badem)... ise era o ambiente. Eu mudeime ao barrio de Malasaña o verán que mataron á prostituta na Plaza de la Luna, e daquela comezou todo: o concello sacou aos maleantes da praza da Luna, moveunos cara arriba ata San Ildefonso, e logo, perderon o seu espazo e foi moito máis sinxelo desfacerse deles, limpalos.

8. Calle Barco
O bar coas portas abertas cos sillonciños case fóra, onde tomamos alquel té xeado de froitas vermellas, xa non está aberto. 
-Ata o "Café de la Luz" non atopamos ningún sitio onde atopar unha caña. A bodega da rúa Colón, a da ferretería, está a tope. Preferimos seguir baixando ata o Clarita, de novo na corredeira.
-Chegamos ao noso destino, o restaurant Alma Llanera. Imos xantar comida venezolana, isto vai de recordos, non? ;) 






domingo, 24 de maio de 2015

El secreto mejor guardado de la lucha social


El otro día fuimos a ver We Steal Secrets: The Story of Wikileaks en el marco de la Documenta Madrid. Os dejo aquí el programa.

El documental es completísimo -dura algo más de dos horas- y profundiza en muchos de los temas que se derivan del trabajo de Assange: vida hacker, espionaje como resistencia anticapitalista, fronteras legales de la información, el mundo como campo de batalla, terrorismo de estado... y el difícil tema del feminismo en las revoluciones.

Assange, demonizado por la prensa y el poder político estadounidense, antes incluso de poder mover hilos para poder hacerse con él y juzgarlo, es ya prejuzgado como un monstruo sexual por las acusaciones de dos mujeres suecas que tuvieron relaciones con el, con formas no consentidas en su totalidad por ellas. No sé si sabéis de qué va y para no resumir, algo que solo puede derivar en teléfono escacharrado os dejo aquí un link a la información de la prensa (neoliberarl) según fue pasando. 

¿Por qué no se exige Assange respuestas sobre este tema? ¿Qué habría pasado en este mejunge con Assange y sus cargos si le hubiera dedicado 5 minutos? ¿Es justo el pie del que cojea su identidad, tan basada en visibilizar la VERDAD? ¿No podría haber hecho una pinche declaración pública? ¿Por qué te callas, Julian?

En las filas revolucionarias, en los contextos libertarios, en la izquierda clásica y en la radical también, el tema de las mujeres tiene doble cara: ¿Se debe hacer la revolución y después ayudarlas, o por otra parte, hay que contar con ellas, o nosotras con ellos?  Atención a "el tema de las mujeres", así se nombra y se percibe. El asunto es complejo y no se ataja profundamente, la sociedad nos pide ser políticamente correcto y no sexista, pero tampoco feminista. La supuesta revolución que cada izquierda tiene en mente a la hora de meterse en materia, de un tiempo a esta parte tiene una cara feminista que deja mucho que desear.
¿Pero qué es el feminismo y cómo se lleva a la vida?
Dejo aquí esta página muy útil y sencilla con ideas cotidianas para combatir la misoginia que nos traspasa a todos, para hacerse preguntas y aprender a ver al otro no como enemigo.
Si empezamos por el día a día, a lo mejor pasa algo, a lo mejor nos transformamos nosotros, y quizás después podamos llevarlo a la política, ya sea del lado de la lucha o desde el púlpito
 Quizás así un día, cuando pasen cosas porque cosas pasan todo el tiempo, queridos anarcas de mi corazón, queridos piratas digitales, tengamos respuestas y no silencio consensuado, que contribuye a a engordar aquello contra lo que luchamos, la desigualdad.  


*Enlazo el facebook del proyecto en vez de la web porque me parece la página más útil y mejor organizada




sábado, 23 de maio de 2015

Na praza tamén hai élites subordinadas á (erótica d)o poder



Hay un texto muy bonito de Pasolini que se titula “Fuera de palacio”. Empieza con Pasolini en la playa de Ostia leyendo un periódico y observando a los bañistas que abarrotan el lugar. Pasolini cree que el consumismo ha transformado a las clases populares, a las que él se siente leal, hasta convertirlas en una imitación grotesca de la burguesía. Y propone una idea tomada de un escritor del Renacimiento para explicarlo: la oposición entre el Palacio y la Plaza.
El Palacio es una trama oligárquica de élites políticas subordinadas al poder económico, que viven rodeadas de secreto y corrupción. La casta.
La Plaza somos la gente expulsada de la política institucional. Expulsada a través de nuestra propia degradación social. Expulsada de nuestra vida en común. La Plaza no logra entender lo que ocurre en Palacio porque el poder ha construido un gigantesco muro que mantiene sus manejos en secreto. Esa política que los ciudadanos no ven es un autoritarismo encubierto capaz de convivir con los mecanismos democráticos formales.
No voy a negar que estoy ligeramente desconcertado por el repentino entusiasmo electoral que me rodea. Personas que hace apenas unos meses sentían repugnancia física ante la perspectiva de tocar una papeleta en la que apareciera la cara de Pablo Iglesias han convertido a Manuela Carmena en un icono pop. Se me hace raro porque yo, que siempre he sido abstencionista, más bien necesito explicarme a mí mismo por qué voy a votar a una lista encabezada por un miembro de la judicatura, un colectivo profesional acerca de cuyos méritos morales y lealtades sociales tengo mis reservas.
  
César Renduelles


Engado:
Na praza tamén hai élites culturais subordinadas ao poder do seu peto  #ACulturapreocupa
De verdade vou ir votar?  #XornadadeReflexión  
Eu tamén te amo, Pier Paolo  #ResistenciaePracer

 

mércores, 20 de maio de 2015

"Te declaramos nuestro odio perfeccionado a fuerza de sentirte cada día más inmensa"


DECLARACIÓN DE ODIO

(...)

Sarcástica ciudad donde la cobardía y el cinismo son alimento diario
de los jovencitos alcahuetes de talles ondulantes,
de las mujeres asnas, de los hombres vados.

Ciudad negra o colérica o mansa o cruel,
o fastidiosa nada más: sencillamente tibia.

Pero valiente y vigorosa porque en sus calles viven los días rojos y azules
de cuando el pueblo se organiza en columnas,
los días y las noches de los militantes comunistas,
los días y las noches de las huelgas victoriosas,
los crudos días en que los desocupados adiestran su rencor
agazapados en los jardines o en los quicios dolientes.

¡Los días en la ciudad! Los días pesadísimos
como una cabeza cercenada con los ojos abiertos.
Estos días como frutas podridas.
Días enturbiados por salvajes mentiras.
Días incendiarios en que padecen las curiosas estatuas
y los monumentos son más estériles que nunca.

(...)

Te declaramos nuestro odio perfeccionado a fuerza de sentirte cada día más inmensa,
cada hora más blanda, cada línea más brusca.

Y si te odiamos, linda, primorosa ciudad sin esqueleto,
no lo hacemos por chiste refinado, nunca por neurastenia,

(...)


Efraín Huerta

domingo, 28 de outubro de 2012

"Me quieren no me quieren..."

No traballo facemos unha selección de libros hipsters para expoñelos xuntos, cando chega un, recheo de tíos que semellan actores porno dos 70 bigotudos e terrríbles... físicamente indesexables para frustración dos nosos corpos... O caderno fanzine ou libro está cheo frases graciosas que saen en bocadillos de cómic das súas bocas, aínda que non lembro ningunha nin sei se seguían un fío temático... 
O caso é que esta mesma semana Servando (Rocha) reflexiona no Diagonal co seu artigo "Estúpidos y aburridos" sobre qué é un hipster ou por qué non selo... E na casa sempre temos esta conversa, non só para rirnos despois de nos vestir coma do século pasado, senón porque a VICE chega fresquiña ás nosas mans cada pouco e non podemos máis que amala e odiala a partes iguais! aaaaaaaaaaaaaaiiiiiiiiiiiiii!!!

Interesante a reflexión do Rocha, máis penso que queremos seguir bailando a revolución! Non si? 



[Fotoroubos: 1 e 2 Soo Catwoman; 3: unha ilustración roubada para o lema da Goldman "a túa revolución non me interesa se non podo bailar"]

luns, 15 de outubro de 2012

Vendetta

Eu son un anxo da vinganza entrenándose
sempre.
Un
dous
tres...
decálogo da confianza
da fe cega nun futuro inexistente sen chegar ao dez.
Cando lle digo bótame un pulso ou adiviño o seu secreto para a forza estou máis
preto de Travis Bickle,
Despentes,
son a máis pequena das bonecas rusas desta torre...

de poder escrever
sen pensar niso.


luns, 8 de outubro de 2012

"O teu son as tixeiriñas..." M (E non vai con segundas)



Creo que sí vira a esta tipa no Reina na súa época.  Jessica Craig-Martin. Lembro os corpos sesgados  e o luxo, e cecais estaba máis preto do pracer&luxo que nos volvía tolas a Fandiño e a min. Ou a min por todo isto que compartía estéticamente con Fandiño... (que seica que cando te namoras –ainda que só sexa dentro da amizade- segues ao amadx ata o mesmísimo inferno…)
Gustábame que os ricos aparecían “guillotinados”, como escreve Richars Shone no limiar ao catálogo que merquei e do que vos falo, o que contén as imaxes desta fotógrafa da riqueza máis aberrante. Pero non é una artista política. (Ista realmente é una idea coa que quedar… sí, cómo sacarlle partido ás mensaxes subliminais no noso traballo... pero ista é outra historia!) 
Así, igual que esta mirada, pero posicionada ¿? jaja, quen sabe o que ela pensa... eu curto escenas, agrando primeirísimos planos e detallo ás veces beleza viciada...
Realmente é emocionante que un libro de fotos te leve a pensar no collage. Ou simplemente estou lembrando...


martes, 14 de agosto de 2012

Sereas / Sirenas

"Las mujeres no pueden cantar, excepto en coros, ya que las emociones que producen sus voces se consideran pecado."

El di: a verba máis fea do mudo "pecado"

Él dice, es la palabra más fea del mundo: pecado




Parece que os Take it easy hospital existen, guau! Irán rules! 

sábado, 2 de xuño de 2012

"Tenta combatir o medo, téntao!"


[Título-cita extraída da realidade. Gracias a Ch. polos folgos para cambiar de etapa,  e a o mini(e ao grande)Ch. polo inmenso empurrón vital cada día.]


¡¡¡Sola no puedes, con amigas sí.!!!

¡¡¡Nos tocan a una, nos tocan a todas!!! 

¡¡¡No tenemos miedo!!! 

(Berros nas manis) 



Se volvió y se dirigió a la Puerta del Gran Enigma.

Urgl vio su figura erguida, con el manto ondulante, desaparecer entre las rocas. Corrió tras él y gritó:

-¡Mucha suerte, Atreyu!

Pero no supo si él la había oído. Mientras volvía a su pequeña caverna, con sus andares de pato, refunfuñó para sí:

-La va a necesitar... Realmente, va a necesitar mucha suerte.


Atreyu se había acercado hasta unos cincuenta pasos de la puerta de roca. Era mucho más enorme de lo que se había imaginado desde lejos. Detrás estaba la llanura totalmente yerma, que no ofrecía a la vista ningún apoyo, de forma que la mirada se precipitaba como en el vacío. Delante de la puerta y entre las dos pilastras, Atreyu vio innumerables calaveras y esqueletos. Restos de los más diversos habitantes de Fantasia que habían intentado atravesar la puerta y se habían quedado petrificados para siempre por la mirada de las esfinges.

Pero no fue eso lo que hizo que Atreyu se inmovilizara. Lo que lo detuvo fue el aspecto de las esfinges.

Atreyu había vivido mucho en su Gran Búsqueda, y había visto cosas magníficas y espantosas, pero hasta aquel momento no había sabido que ambas clases de cosas pueden unirse, que la belleza puede ser horrible.

La luz de la luna bañaba a aquellos dos seres colosales que, mientras Atreyu se dirigía lentamente hacia ellos, parecieron crecer hasta el infinito. Le parecía como si sus cabezas llegaran hasta la luna, y la expresión con que se miraban mutuamente parecía cambiar con cada paso que él daba. A través de sus altos cuerpos y, sobre todo, a través de sus rostros de rasgos humanos, corrían y palpitaban corrientes de una fuerza terrible y desconocida como si las esfinges no estuvieran simplemente allí, como está el mármol, sino que, a cada momento, estuvieran a punto de desaparecer y, al mismo tiempo, se crearan de nuevo a sí mismas. Y era como si, precisamente por eso, fueran mucho más reales que cualquier roca. Atreyu tuvo miedo.

No era tanto miedo al peligro que lo amenazaba; era un miedo que procedía de sí mismo. Apenas pensaba en que -en el caso de que lo alcanzase la mirada de las esfinges- se quedaría para siempre hechizado y paralizado. No, era el miedo a lo incomprensible, a lo desmesuradamente grandioso, a la realidad de lo prepotente lo que hacía sus piernas cada vez más pesadas, hasta que le pareció tenerlas de plomo frío y gris.

Sin embargo, siguió adelante. No miró más hacia arriba. Mantuvo la cabeza baja y anduvo muy lentamente, paso a paso, hacia la puerta de roca. Y el peso del miedo que quería clavarlo al suelo fue cada vez más poderoso. Sin embargo, Atreyu siguió adelante. No sabía si las esfinges tenían los ojos cerrados o no. No podía perder tiempo. Tenía que arriesgarse a que le permitieran la entrada o aquel fuera el fin de su Gran Búsqueda.

Y precisamente en el instante en que creía que toda su fuerza de voluntad no bastaría para impulsarlo a dar otro paso más, oyó el eco de ese paso en el interior de la puerta de roca. Y al mismo tiempo todo su miedo lo abandonó, tan total y absolutamente que se dio cuenta de que, a partir de entonces, nunca más tendría miedo, pasase lo que pasase.

Levantó la cabeza y vio que tenía la Puerta del Gran Enigma a sus espaldas. Las esfinges lo habían dejado pasar. Delante de él, a una distancia de unos veinte pasos, estaba ahora, donde antes sólo se había visto la llanura vacía y sin fin, la Puerta del Espejo Mágico. Era grande y redonda como una segunda media luna (porque la verdadera seguía estando alta en el cielo) y brillaba como plata pulida. Resultaba difícil creer que pudiera pasarse precisamente a través de aquella superficie de metal, pero Atreyu no titubeó un segundo. Contaba con que, como había descrito Énguivuck, se le aparecería en el espejo alguna imagen espantosa de sí mismo, pero aquello -al haber dejado atrás todo miedo- le parecía sin importancia.

No obstante, en lugar de una imagen aterradora vio algo con lo que no había contado en absoluto y que tampoco pudo comprender. Vio a un muchacho gordo de pálido rostro -aproximadamente de la misma edad que él- que, con laspiernas cruzadas, se sentaba en un lecho de colchonetas y leía un libro. Estaba envuelto en unas mantas grises y desgarradas. Los ojos del muchacho eran grandes y parecían muy tristes. Detrás de él se divisaban algunos animales inmóviles a la luz del crepúsculo -un águila, una lechuza y un zorro- y un poco más lejos relucía algo que parecía un esqueleto blanco. No podía saberse con exactitud.


Bastián tuvo un sobresalto al comprender lo que acababa de leer. ¡Era él! La descripción coincidía en todos los detalles. El libro empezó a temblarle en las manos. ¡Decididamente, la cosa estaba yendo demasiado lejos! No era posible que en un libro impreso pudiera decirse algo que sólo se refería a aquel momento y a él. Cualquier otro leería lo mismo al llegar a ese lugar del libro. No podía ser más que una casualidad increíble. Aunque, sin duda, era una casualidad extrañísima.

-Bastián -se dijo a sí mismo en voz alta-, estás como una cabra. ¡Haz el favor de dominarte!

Había intentado hablar en el tono más firme posible, pero su voz temblaba un poco, porque no estaba totalmente convencido de que fuera sólo casualidad.

«Imagínate», pensó, «lo que ocurriría si en Fantasia supieran realmente algo de ti. Sería fabuloso.»

Pero no se atrevió a decirlo en voz alta.


Sólo una pequeña sonrisa de asombro se dibujó en los labios de Atreyu al entrar en la imagen del espejo... Estaba un poco asombrado de que le resultara tan fácil lo que a otros les había parecido insuperable. Sin embargo, mientras entraba sintió un extraño y cosquilleante estremecimiento. Y no sospechó lo que en realidad le había ocurrido.

En efecto, cuando estuvo al otro lado de la Puerta del Espejo Mágico, había perdido todo recuerdo de sí mismo, de su vida anterior, de sus objetivos y sus intenciones. No sabía ya nada de la Gran Búsqueda que lo había llevado hasta allí y ni siquiera recordaba su propio nombre. Era como un niño recién nacido.

Delante de él, a una distancia de unos pasos, vio la Puerta sin Llave, pero Atreyu no se acordaba de ese nombre ni de que había tenido la intención de atravesarla para llegar al Oráculo del Sur. No sabía en absoluto lo que quería o tenía que hacer, ni por qué estaba allí. Se sentía ligero y muy alegre, y se reía sin motivo, de simple contento.

La puerta que vio ante sí era pequeña y baja como un portillo, y se alzaba aislada -sin muros que la rodeasen- sobre la superficie yerma. Y la hoja de aquella puerta estaba
cerrada.

Atreyu la contempló durante un buen rato. Parecía estar hecha de un material que brillaba como el cobre. Era bonita, pero Atreyu perdió el interés al cabo de un tiempo. Rodeó la puerta y la contempló por detrás, pero su aspecto no se diferenciaba del que tenía por delante. Tampoco tenía picaporte, ni pomo, ni agujero de cerradura. Evidentemente, la puerta no estaba hecha para ser abierta, ni tenía sentido hacerio, ya que no conducía a ninguna parte y se limitaba a estar allí. Porque detrás de la puerta sólo estaba la llanura extensa, pelada y totalmente vacía.

Atreyu tuvo ganas de irse. Se volvió, fue hacia la redonda Puerta del Espejo Mágico y contempló su parte trasera durante algún tiempo, sin comprender lo que significaba. Decidió marcharse.


-¡No, no! ¡No te marches! -dijo Bastián en voz alta-. Vuelve, Atreyu. ¡Tienes que atravesar la Puerta sin Llave!


Sin embargo, luego se volvió otra vez hacia la Puerta sin Llave. Quería mirar otra vez aquel resplandor cobrizo. De manera que se situó ante la puerta, se inclinó a izquierda y derecha y disfrutó. Acarició suavemente el extraño material. Parecía caliente y hasta vivo al tacto. Y la puerta se abrió parcialmente.

Atreyu metió la cabeza y vio algo que antes, al rodear la puerta, no había visto al otro lado. Sacó la cabeza y miró al otro lado de la puerta: sólo la llanura desnuda. Miró otra vez por la abertura y vio un largo corredor, formado por innumerables columnas poderosas. Y detrás había escalones y otras columnas y terrazas, y más escaleras y todo un bosque de columnas. Sin embargo, ninguna de aquellas columnas soportaba nada. Porque encima podía verse el cielo nocturno.

Atreyu atravesó la puerta y miró a su alrededor extrañado. Detrás de él, la puerta se cerró.








Michael ENDE, La historia interminable, Alfaguara, 1988. 

As tres portas ou probas


-¿Dónde estábamos? -preguntó Énguivuck.

-En la Puerta del Gran Enigma -le recordó Atreyu.

-¡Exacto! Supongamos que has conseguido atravesarla. Entonces -y sólo entonces- aparecerá ante ti la segunda puerta. La Puerta del Espejo Mágico. Como ya te he dicho, no te puedo decir nada sobre ella que haya visto yo personalmente, sino lo que he podido sacar en limpio de los informes. Esa puerta está tanto abierta como cerrada. ¿Parece un disparate, no? Quizá sería mejor decir que no está cerrada ni abierta. Aunque resulta igual de disparatado. En pocas palabras: se trata de un gran espejo o de algo así, aunque no está hecho de cristal ni de metal. De qué, nadie ha podido decírmelo. En cualquier caso, cuando se está ante él, se ve uno a sí mismo... pero no como en un espejo corriente, desde luego. No se ve el exterior, sino el verdadero interior de uno, tal como en realidad es. Quien quiera atravesarlo tiene que -por decirlo así- penetrar en sí mismo.

-De todas formas -opinó Atreyu-, esa Puerta del Espejo Mágico me parece más fácil de atravesar que la primera.

-¡Error! -exclamó Énguivuck, empezando a andar otra vez excitado de un lado a otro-. ¡Craso error, amigo! He comprobado que precisamente los visitantes que se consideran especialmente intachables huyen gritando del monstruo que los mira irónicamente desde el espejo. A algunos tuvimos que tratarlos durante semanas antes de que estuvieran siquiera en condiciones de emprender el viaje de regreso.

-¡Tuvimos! -gruñó Urgl, que pasaba precisamente por delante con otro cubito-. Siempre nosotros. ¿A quién has tratado tú?

Énguivuck se limitó a apartarla con un gesto.

-Otros -siguió exponiendo- no habían visto al parecer nada más horrible, pero tuvieron el valor de pasar sin embargo. Para otros fue menos espantoso, pero todos tuvieron que vencerse a sí mismos. No se puede decir nada que valga para todos los casos. Para cada uno es diferente.

-Bueno -dijo Atreyu-, pero ¿por lo menos se puede atravesar ese espejo mágico?

-Se puede -confirmó el gnomo-, naturalmente que se puede. Si no, no habría puerta. Lógico, ¿no?

-También se la podría rodear -opinó Atreyu-. ¿O no?

-También -repitió Énguivuck-. ¡Evidentemente, se puede! Lo que pasa es que entonces no hay nada detrás. La tercera puerta sólo aparece cuando se ha atravesado la segunda. ¡Cuántas veces tengo que decírtelo!

-¿Y qué pasa con la tercera puerta?

-¡Ahí las cosas se ponen realmente difíciles! La Puerta sin Llave, efectivamente, está cerrada. Simplemente cerrada. ¡Y eso es todo! No tiene picaporte, ni pomo, ni ojo de cerradura, ¡nada! Mi teoría es que la única hoja de esa puerta, que cierra sin junturas, está hecha de selén fantásico. Seguramente sabes que no hay nada que pueda destruir, doblar o disolver el selén de Fantasia. Es absolutamente indestructible.

-Entonces, ¿no se puede entrar por esa puerta?

-¡Poco a poco, muchacho! Ha habido personas que han entrado y han hablado con Uyulala, ¿no? Por lo tanto, se puede abrir la puerta.

-Pero ¿cómo?

-Escucha: el selén de Fantasía reacciona a nuestra voluntad. Es precisamente nuestra voluntad la que lo hace tan resistente. Cuanto más se quiere entrar, tanto más se cierra la
puerta. Pero cuando alguien logra olvidar sus intenciones y no querer nada... La puerta se abre sola ante él.

Atreyu bajó la mirada y dijo en voz baja:

-Si eso es verdad... ¿cómo podré entrar yo? ¿Cómo podría no quererlo?

Enguivuck asintió suspirando.

-Ya te lo dije: la Puerta sin llave es la más dificil.

xoves, 31 de maio de 2012

Utopías actuais...

 Esta é unha forma de convivencia cidadá baseada na complementariedade entre todos os seres vivos. O Vivir Ben parte da idea de comunidade fronte ao individualismo occidental e deixa de lado a mercantilización do mundo e a súa visión utilitarista. Neste sentido, contraponse ao Vivir Mellor a custa do outro, asume a responsabilidade coas xeracións futuras e defende unha economia para a vida asociada á sustentabilidade humana e ambiental fronte a orde económica dominante baseada na devastación das trasnacionais e na acumulación ilimitada. A soberbia Europa moito pode aprender deste novo paradigma, pois propón unha saída de esquerdas para as diferentes crises que padecemos. O Sumak Kawsay xorde como unha reflexión interna a partir das innumerábeis loitas que as organizacións indíxenas levaron a cabo. Esta cosmovisión converxe coa revalorización dos coidados e a crítica ao concepto de crecemento que fixo o ecofeminismo. Tradicionalmente as mulleres foron responsábeis do mantemento da vida e do coidado das persoas máis vulnerábeis (crianzas, anciás e doentes), o que ao mesmo tempo lles permitiu desenvolver unha subxectividade relacional máis afectiva e atenta ás demais formas de vida. Se queremos unha sociedade máis xusta, é imprescindíbel reinvindicarmos a economía do coidado e, ao mesmo tempo, universalizarmos  a súa ética até a levar á esfera pública e tamén ás relacións internacionais. Que outra maneira hai para construír a paz, se non é fortalecendo a soberanía política, económica, alimentar e enerxética dos pobos?

Máis aquí



luns, 28 de maio de 2012

Resultado do partido


MÚSICA                                   RELIGIÓN
                                                       1                                                   2

venres, 25 de maio de 2012

Azul e duro

Ygramul, o múltiple... marabilloso




***nacional

Tarde con Alan Moore

e con Lahoz.



Prefería vivir que escribir

[...]

La piscina estaba cerrada y viéndola así parece más una jaula que una piscina. Hay niños esperando para entrar. Hacen cola como harán de aquí a unos años para entrar en una disco
 
Use LAHOZ


Del "Diario de eñe" de Use LAHOZ en Revista eñe, nº 27, Otoño 2011, La Fábrica

Usos e desusos

crebafolgass. Persoa que traballa cando hai folga ou substitúe a outra persoa en folga. Non lle importa que os compañeiros o acusen de crebafolgas. SIN. esquirol, quebrafolgas.


esquirol.
(Del cat. esquirol, y este de L'Esquirol, localidad barcelonesa de donde procedían los obreros que, a fines del siglo XIX, ocuparon el puesto de trabajo de los de Manlleu durante una huelga).
1. adj. Dicho de una persona: Que se presta a ocupar el puesto de un huelguista. U. t. c. s.
2. adj. despect. Dicho de un trabajador: Que no se adhiere a una huelga. U. t. c. s.

xoves, 24 de maio de 2012

Interminábel a historia...


Algunhas das persoas da nosa vida son dragóns da sorte. Outras coas que temos a circunstancia vital de nos cruzar son a Nada, que aterradoramente se achega para destruilo todo ao seu paso... A utopía é o reino cara o que montamos... a emperatriz infantil é unha nena, é unha nena sen rotina e con respeto polos xeitos de vida de cada ser de Fantasía. Na miña terra -o caderno branco- isto tamén é así.


 Para H. dragonciña da sorte, chisco dobre, sempre enfronte, sempre forte...

 


Y otra vez hizo un guiño, ahora con el otro ojo. 


-Te he salvado la vida... -repitió Atreyu- por una hora, porque más no nos queda a ninguno de los dos. Siento el veneno de Ygrámul cada vez con más fuerza.


-No hay veneno sin contraveneno -respondió el dragón blanco-. Ya verás como todo sale bien.


-No sé cómo -dijo Atreyu.


-Ni yo -contestó el dragón-, pero eso es precisamente lo bueno. A partir de ahora todo te saldrá bien. Al fin y al cabo, soy un dragón de la suerte. Ni siquiera cuando colgaba de la red había perdido la esperanza... y tenía razón, ya ves. 


Atreyu sonrió.


-Dime por qué has venido aquí... y no has ido a otro lugar, a otro lugar donde quizá podrías curarte mejor. 


-Mi vida, si la quieres, te pertenece -dijo el dragón-. Pensé que necesitarías una cabalgadura en tu Gran Búsqueda. Y ya verás: es muy distinto arrastrarse por ahí sobre dos piernas o, incluso, galopar sobre un buen caballo, y surcar los aires sobre las espaldas de un dragón de la suerte. ¿De acuerdo?