Amosando publicacións coa etiqueta S/T. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta S/T. Amosar todas as publicacións

domingo, 13 de decembro de 2015

DESDE QUE EL ESPÍRITU DE DIOS VOLETEABA SOBRE EL VINO (QUE TRATA DE LA FOBIA SOCIAL Y DEL MIEDO EN SU CONJUNTO)

Como un terrario en el que ves dos bichos
pero hay siempre un tercero
detrás del comedero, 
aguardando al acecho, inesperado
y taimado,
y es el que mejor sabe a qué hora ponen 
lechuga y vitaminas. 

Así veías al prójimo; los niños -nos decías-
no van al purgatorio,
sino a un vestuario en que se miden, 
diabólicos, el sexo con la regla. 

Por eso, me parece que a veces te encaramas
a una rama del árbol de familia
y me agitas la mía como diciendo: Hijo,
hijo mío, no tardes, si 
tampoco estás tan bien... 
Sube mejor al árbol sereno en el que nadie
se ríe ya de ti.

Porque el miedo va al cielo,
igual a un río que fabrica
el delta con sus detritus,

una alfombra que hay que
sacudir hasta en dos dimensiones
y que tiene debajo barrido
un místico desierto. 

Miedo tenía tu padre,
el de las tos reliquia. 

Miedo daba tu hermana,
la oscura monja que
cuando éramos pequeños
disfrutaba asustándonos
con aquella campana
que tenía en vez de rostro. 

Yo mismo a veces
siento en la planta de mis pies tus pasos
acercándose, dándome
miedo y melancolía. 

Ya verás cómo pronto
cotorrearemos con un palo de jaula
apoyado entre tu oreja y mi oreja. 

Ahora nos vamos a reír nosotros. 
Diremos juntos: hay de los soberbios 
(estamos todos en el barco,
el mar también);

diremos juntos: ay, 
ay de los moderados, los valientes,
ay de los que nacieron ya sabiendo. 

A esos les llegará,
su miedo muy naranja,
igual que los salmones
que se aguantan las ganas de ovular
eternamente y bajan por el río
sañudos, contrariados, retorcidos
-con cola a cada lado y
cabeza en ningún lado-; 

esos verán su miedo 
colearles delante indescifrable
cuando el sepulturero
dé un brinco al sol peinándose la cresta
y les cante su ¡¡ki-
kirikííí!!! 

Juan Andrés García Román

"Aún estábamos firmes en el suelo"


¿Eres proyecto ya en el alto cielo,
vaporoso cristal, espesa nube,
suelo y cielo de arcángeles dormidos;
o realidad en la movida arena
de sudorosas somnolientas olas?
¿Fue abierta voz que se perdió en el muro
o cerrado clamor, profundo pozo?
Aún estábamos firmes en el suelo.
La nube que enhebraba nuestros ojos,
amplia, afilada, horizontal ventura,
guillotinaba un mar de espesas frentes.
El duro lecho se perdió en el ala
de tu blando costado, de algodón
humo y sueño se vislumbraban lejos,
remotísimas, prometedoras dichas

mércores, 9 de decembro de 2015

"Mirada frontal, mirada de púgil" *




A wound gives off its own light
surgeons say.
If all the lamps in the house were turned out
you could dress this wound
by what shines fom it.

Fair reader I offer merely an analogy.

A delay.

{...}

What is being delayed?
Marriage I guess. 

Anne Carson 



Ser el ganador es una vulgaridad

*
 Pero nadie sabe que uno piensa cuando boxea.
Piensa en una caja de música de niños
y una esposa en trámites de divorcio.
Sentada Dios sabe dónde. 
Dos ojos neutros en trámite de divorcio. 
 
Carlos Martínez Rivas
en Años diez*revista de poesía, número dos, Madrid, Otoño MMXV 


[*Título dunha entrevista a Alberto García-Álix. Dato de Alba Cid]



Deriva



¿Por qué no me arrojo desde este acantilado en el que enferma de luna pasa horas acostada? 
Sé que estos días me ofrecen asesinato como único futuro. No sólo los dedos sigilosos del frío me alejan de la acción, haciéndome aceptar la hipócrita esperanza de que puede haber algún remedio. Como Macbeth, no dejo de recordar que yo soy su anfrititona. Es pues el desayuno de la mañana, más que la sangre futura, lo que me ordena una paciencia fatal. La naturaleza, ramera perpetua, distrae con lo inmediato. Semejante falacia vuelve mis ojos huidizos, y surcando la cosquilleante hierba, me arrastro de vuelta a mi cama. 

 Elisabeth Smart


luns, 7 de decembro de 2015

"Más locos"


(...) yo sólo estoy realmente bien cuando estoy de viaje, y me convierto prácticamente en un imbécil cuando permanezco mucho tiempo en el mismo lugar. Continuaré la carta esta noche y así hablo contigo dos veces. Llegó la noche. Siempre pensando en ti. Los niños del posadero juegan como payasos y, es increíble, pienso en tus hijos. Es como cuando uno está mareado y la luna te parece un camembert. Obsesión. Y me gusta tu habitación, tu cuarto de baño, el «restaurante suizo», y todo lo que me recuerda a ti. Sobre todo escríbeme, que sea una carta larga; y dame mil detalles sobre tu vida. Todo me interesa. Adiós, hasta pronto. Cuanto más me alejo, más te amo. Te mando mis besos más locos.
*

No olvides que no tengo a nadie más en el mundo, que tú eres mi único amor. Escríbeme una carta larga y unas palabras aparte por si uno de los sobres se perdiese. Estaré inconsolable si no tengo nada

*

Querida amiga: ¿Has dormido bien?

Arthur Cravan


- ¿Cuál ha sido el momento más feliz de su vida?
- Cada momento que he pasado junto a Arthur Cravan.
- ¿Y el más desgraciado? (Si quiere responder)
El resto del tiempo.

Mina Loy  

 
(...)
Canto al amor 
'desaparecido' para Zurita ausente por dictadura
en el desierto ni cadáver.
Deshecho destruído desesperado
este dolor se cree con derecho a compararse con 
Paulina Wendt   Mario Santiago Papasquiaro  Mina Loy.
¡Y a parecerse a un muerto político...! ¡Pendejo!
(...)                  

(2013)


Representación


domingo, 6 de decembro de 2015

Salvación

video

(...) el protagonista del libro, emprende un viaje especial no con el fin de satisfacer las necesidades cotidianas o cumplir con la tradición local, sino para alcanzar una meta lejana altamente deseable: la salvación.
John Brinckerhoff



What makes you so strong.
He thought about it.
Lust he said.
Anne Carson 


Two roads diverged in a yellow wood
And sorry I could not travel both
And be one traveler

Robert Frost


Como se salvan eles eu quérome salvar
exactamente así non deixar de 
serpear mentres a Casa arde
con estilo un dous seducir
con paso seguro 

Experiencia


Para los indios navajo, como para muchas otras tribus, la metáfora constituye casi un artículo de fe. La preparación espiritual para la experiencia adulta hace hincapié en el viaje futuro. 'Se denomina "paseo" por el tiempo -escribió Gladys A. Reichard- al ciclo vital del hombre. El hombre recorre repetidamente una 'senda' simbolizada en las pinturas de arena y en los rutuales. Un propósito muy importante del ritual es llevar al hombre por esta carretera de una manera segura y placentera, desde el nacimiento a la disolución." Merece la pena observar que la propia carretera no está sujeta a cambio o mejora; el énfasis siempre consiste en proporcionar orientación y protección al viajero: líneas de polen de maíz definen el rastro futuro y garantizan la seguridad del viajero. 
John Brinckerhoff
Las carreteras forman parte del paisaje, Gustavo Gili, 2011



Anotar: en la conversación anónima de la ventisca
todos los recuerdos sisean al unísono, 
golpean en el cielo de la boca, 
Se desdibujan en la voz oxidada de una veleta.
 Walter Cassara 
 'Ladera umbría' en Años diez*revista de poesía, número dos, otoño XXXV


XVIII. DO YOU SEE IT AS A ROOM OR A SPONGE OR A CARELESS SLEEVE WIPING OUT HALF THE BLACK-BOARD BY MISTAKE OR A BURGUNDY MARK STAMPED ON THE BOTTLES OF OUR MINDS WHAT IS THE NATURE OF THE DANCE CALLED MEMORY.
Anne Carson
The beauty of the husband', Vintage, 2001

sábado, 5 de decembro de 2015

Orientación


His thrust -analytic you could say, as if discovering a new crystal.
Is innocence just one of the disguises of beauty 
*
'A husband's tears are never hiden'

Anne Carson,



'Serpenteaban por el bosque o por la pradera para evitar obstáculos y terrenos inseguros. Atravesaban arroyos en su parte más angosta sin importarles su grado de desvío. Cuando un sendero se veía obstruído por un desprendimiento de rocas o por la caída de un árbol, se rodeaban y nadie los despejaba. En invierno, una senda seguía la cresta de unas colinas por donde hubiera menos arbustos y por donde la nieve se hubiera ido con el viento. Ninguna señal indicaba que la senda estaba cerrada o abandonada. A pesar de la leyenda popular, nunca ninguna senda india fue marcada para el beneficio de los viajeros. La práctica de prender fuego árboles se limitó a pioneros blancos. Los indios nunca sabían qué dirección tomar ni eran capaces de encontrar el camino por sí solos.

John Brinckerhoff


Símbolo


'¿Qué fue primero, la casa o la carretera que conduce a la casa? Con su amor por los orígenes y los símbolos, los eruditos medievales pudieron haber batallado con esta cuestión, que finalmente los llevaría a a una contrapregunta teológica: se podría haber argumentado que si Dios hubiera querido que nos quedáramos en casa, que fuéramos sedentarios, que echáramos raíces como granjeros o maridos (una palabra que en inglés, husband, en un principio significó 'habitante de una casa'), nos habría mandado que en primer lugar construyéramos una casa. Pero si hubiera querido que estuviéramos siempre de un lado para otro -como cazadores, pastores o peregrinos en busca de una meta difícil de alcanzar-, nos habría ordenado marcar un camino, hacer una carretera y seguirla.

 John Brinckerhoff
 Las carreteras forman parte del paisaje, Gustavo Gili, 2011


'Will you return, Prince, to our banquetting?
John Keats
Otho the Great: A Tragedy un Five Acts, I. 2.152  en Anne Carson, The beauty of the Husband, Vintage, 2001.



venres, 4 de decembro de 2015

Danza

Caracas

                Compostela                                                                                  Rocky Mountains, Colorado

                                        Madrid                                  Paris                       Red Bank
                                                                                      Paris
                                                                                      Paris                        Santiago de Chile

                                                                                                                      Coslada



Compostela                                                            
                                                                                      Paris


Siempre a pie, nunca presionados por el tiempo y cargados con escasas posesiones, algunas tribus del este de Estados Unidos viajaban a las Black Hills de Dakota del Sur, y en el oeste los indios viajaban cientos de millas para conseguir mantas de los indios del pueblo. En el siglo XVIII, un francés que viajaba por Guyana observó con sorpresa cómo los lugareños recorrerían cien doscientas leguas "simplemente para traer de vuelta una hamaca o asistir a una danza". Un inglés, que fue capturado por un grupo de indios sureños y obligado a permanecer con ellos durante varios meses, contaba cómo estos se desviaban fácilmente de su itinerario planeado: daban un rodeo de un día paravisitar a una tribu amiga, y entonces, siguiendo un impulso repentino, asaltaban un poblado indefenso. 

John Brinckerhoff Jackson
  Las carreteras forman parte del paisaje, Gustavo Gili, 2011