Amosando publicacións coa etiqueta Poesía universal. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Poesía universal. Amosar todas as publicacións

domingo, 21 de xuño de 2015

Un universo, este, o meu

 Lauren Iguana Mouth


Puesto que no puede haber dos universos: 
y mi reflejo soy yo mismo; y mi contrario soy yo mismo;
y mi contradicción soy yo mismo;
y la rebelión soy yo mismo; 
y la nostalgia que conforma fuera de mí los mundos que se curan 
de mí:
soy yo mismo (o al menos exijo que sea yo mismo). 

Jean Giono 


Quero ser egoísta. Quero literatura feliz. Quero ser optimista. Quero ler historias que acaben ben.   Onde está a narrativa alegre: Harry Houdini? 
Onde está o cine con fe no ser humano: Hayao Miyazaki? 
Onde está a poesía doce: Stacey Teage?


domingo, 14 de xuño de 2015

Fas maxia


Clements Fantur 


(Tus manus)
Supierun cayintar la nievi
Tucandu solu las vintanas

(Tus manos)
Supieron calentar la nieve
Tocando sólo las ventanas

Clarisse Nicoïdski

luns, 4 de maio de 2015

#Lectura. Mi nueva primavera de Kobayashi Issa


 «Solo los verdaderos poetas y los niños –únicamente los que sienten en carne viva– son capaces de ver el mundo: los demás estamos desahuciados».
Vicente HAYA

Cando eu estaba na Uni lía moito haiku. Había daquela edicións de Mondadori baratiñas e tamén algunha antoloxía traducida ao galego. Esta, lina na biblioteca da facultade así que non lembro se era de Espiral Maior, coido que sí. 
Pois ben, un dos meus autores favoritos era Issa. 
Este post é porque a editorial Satori, especializada en literatura e cultura xaponesa, vén de editar Mi nueva primavera. Así, os que queirades poñervos en situación climatolóxica ;) podedes recorrer a ista xoiña traslúcida rechea de versos de 5, 7 e 5 sílabas.

Aproveito a ocasión para recomendar a impagábel antoloxía de Vaso roto: La inocencia del haiku. Unha antoloxía que recolle poemas de nenos de menos de 12 anos, feita polo especialista na materia Vicente Haya. 



venres, 12 de decembro de 2014

"El mírate mentres durmes" (Santa Claus is coming to town)


A miña primeira lecturiña inconfesábel de Nadal é Una visita de San Nicolás. En castelán, este poema a modo de contiño, está editado pola particular editorial Reino de Cordelia. Digo particular porque a textura acartonada e estética comiqueira das súas capas e o formato cadrado dos libros, fan que os seus títulos nunca se perdan e sempre se recoñezan antes que os outros ;) Pois ben, a edición que nos ocupa hoxe pertence a unha colección aínda máis especial "Snacks de Cordelia": libros pequerrechos e lindísimos.
Una visita de San Nicolás é un fermoso poema de Clement C. Moore (Nova York 1779-1863), un teólogo e profesor de literatura que pasou á historia da literatura por este traballiño A visit From St. Nicolas normalmente editado co título de The Night Before Chistmas. A primeira vez estes versos  viron a luz, foi de xeito anónimo no xornal da cidade de Troy (Nova York). Ata 1837 non se recoñecería a autoría de Moore.
A edición está traducida por Luis Alberto de Cuenca, e o mesmo autor conta no prólogo cómo atopou nunha viaxe a Irlanda o libro editado en inglés por separado (non na compilación dos poemas de Moore do que soe formar parte) e quixo que a tradución tamén fose un lindo e pequeño volume independiente ilustrado por Arthur Rackham e Ilse Bischoff.

xoves, 27 de novembro de 2014

Un proyecto para vivir y un proyecto para resistirse


Pasolini frente a la Tumba de Gramsci
Las cenizas de Gramsci fue escrito en 1957, acaso en el momento álgido de la irrupción de Pasolini dentro de la escena pública italiana, tal vez en el momento en que su figura adquiere un sentido más teatral y más irresistible.
Pero en ese momento central al que me refiero, Pasolini no se presenta solo sino acompañado de Gramsci (la tumba*), rescatando de él sus cenizas que, como todo el mundo sabe, son un fuego guardado y quieto, una llama dormida, siempre a punto de arder de improviso.
Si Pasolini hubiese sido Marcel Proust, (...)
Pero nadie más alejado de la nostalgia que Pasolini, de ahí que el gesto de presentarse en medio de la vida pública de Italia como un caballo desbocado, o más en su gusto, como un perro callejero y rabioso, en compañía de otro proscrito llamado Antonio Gramsci, ya nos indica por dónde iban sus intenciones o las intenciones de ambos.
Se ha querido ver que a través de Gramsci Pasolini adquirió un sentido político de la existencia, abandonó a Dante y al decadentismo y, de alguna forma, ideologizó sus horizontes creativos y vitales. Sin embargo, pienso que lo que verdaderamente aprendió Pasolini de Gramsci fue una forma de ser herético, un cauce, un nombre y un compañero para atravesar cualquier modalidad de apostasía.
En este sentido, si Masaccio le permitió descubrir la sombra y el pueblo le mostró las luces de las luciérnagas, Gramsci le aportó la herejía necesaria para romper con la iglesia cristiana y con la iglesia del comunismo.
Así, como una especie de Prometeo incinerado, Gramsci le entregó a Pasolini una antorcha de cenizas, un fuego de oscuridad y luz con el que incendiarlo todo, incluida la razón y, sobre todo, uno mismo.
Nunca abandonó Pasolini ese sentido proscrito, enfermizo, acorralado y furioso que comprendió de Gramsci y, por lo tanto, nunca dejaría Pasolini de ser la encarnación de Gramsci en la tierra, la ceniza hecha carne, hecha deseo y hecha violencia.
Valentín Roma
*la tumba, nota miña

Comete mejores errores así

 [Debuxiño e foto miña]


Martín López-Vega:
En "Final con suspense", un poema de su libro Un país mundano, escribe: "En todas las obras de teatro, incluso en Hamlet, los decorados / son la mejor parte". ¿Y en la poesía?
John Ashbery:
Por desgracias la poesía carece de decorados. Estamos obligados a tener la experiencia sólo de lo que ocurre ahí, en los poemas, y que en ocasiones puede llegar a ser tan gratificante como los decorados en el teatro, pero nunca tan hermosamente secundario.

[...]

Sobre qué habla la poesía de Ashbery es uno de los debates favoritos de la poesía última. A él parece divertirle la discusión, contribuir a ella diciendo que si habla sobre algo, ni él lo sabe. Dice: "Bueno, yo pienso que pienso, pero no pienso que pensar sea lo que la gente piensa que es".
Entrevista de Martín López-Vega a John Ashbery, "El cultural", Octubre 2014, aquí

sábado, 22 de novembro de 2014

DESORDENNEDROSED (Arnaldo Antunes)


Arnaldo Antunes, Palabra desorden. Antología bilingüe, La Caja Negra, 2014

La poesía concreta del brasileño Arnaldo Antunes, reunida en la antología bilingüe Palabra desorden, pone en crisis las definiciones y la referencialidad de las cosas.

¿Qué son un mono, un grillo, una piedra, una persona? Después del diccionario, y después de agotar los intentos de mostrarlos, o darlos a entender mediante gestos o dibujos, incluso después de buscarlos en las galerías de fotos de Google, todavía seguiremos dudando. La poesía de Arnaldo Antunes habla de esa fisura. Habla del viejo asombro de nombrar el mundo. O mejor, lo recrea. Los poemas, escribió, son “pequeños oasis contaminando el desierto de la referencialidad”. Y ahí están los suyos, reunidos en la antología Palabra desorden, para hacerse cargo del desfasaje. No lo sufren, no son testimonios de un desgarro inaprehensible, como el que subyacía a los poemas de Artaud, a sus panfletos contra Dios y a su respiración siempre suspendida o por quebrarse. Leer más 
Carlos Gradin 


domingo, 4 de maio de 2014

Yolanda Castaño e Marko Pogačar #tintarojacallao

Entonces el calor reduce la marcha. Se encoge, silencioso,
en alguna parte en las raíces, una ceremonia perseguida hasta sus comienzos,
hasta la sabia juventud. Un deseo de sí mismo inunda al fuego.
Se extiende por entre las plantas altas como el amanecer sobre el cielo
oscuro, un saludo a través de una sala abarrotada y vacía.
Lame las hojas, lame la corteza, lame la raíz, lame
un poco de todo. Se acerca a lo uno y a lo otro.
A lo alto y a lo bajo, primero brevemente,
luego continúa con su mera labor. Ahora todo se sacude:
nada entre el aire y la tierra queda ya en pie.
Marko Pogačar
*

Acabo de enviar este textiño para a primeira sesión de Tinta roja II Ciclo de recitales. Este martes 6 de Maio imos dalo todo. Non volo perdades.
Comenzamos Tinta Roja II con un plato bien fuerte. Dos poetas de referencia en sus países de origen se acercan a La Central de Callao para presentar libro.
Yolanda Castaño, nombre de referencia en lo que a poesía gallega se refiere, perteneciente a lo que la crítica denomina Xeración dos 90, nos trae su último libro A segunda lingua XI Premio de Poesía da Fundación Novacaixagalicia.
Marko Pogačar es un poeta croata reconocido ya en toda Europa. Ediciones Valparaíso acaba de publicar La región negra, y se presenta por primera vez en La Central. Esta antología de sus cuatro libros ha sido traducida por la propia Yolanda Castaño y por también poeta Pau Sanchis Ferrer.

RECICLAXE

E o azougue gastado no espello do toucador.
Dende a man que procura o pálpito
aproveito folios xa usados,
a tinta negra da outra cara advírtese por tras 
e penso
que tamén se escribe así,
anotando palabras novas mentres outras 
anteriores
se transparentan.
Yolanda Castaño

*Y para muestra un botón: video do ciclo de poesía que dirixe Yolanda Castaño "Poetas Di(n)versos" no que Pogačar recita en croata e é traducido ao galego por Castaño, xunto ao poeta galego Xabier Cordal. A cita que abre este post é un extracto dun poema do autor croata, traducido ao castelán por Castaño para a revista Serie Alfa, completo aquí. E o poema da autora galega é de A segunda lingua, o poemario XI Premio de Poesía Novacaixagalicia. A desfrutalos!

[E así a título personal Pogačar engrosa o meu/ o noso proxecto #Punk poetry, porque ademáis de textos salvaxes, escuros, fermosos e auténticos, toca nunha banda de post punk:::: Así que ata que o lea máis -mañá terei na man a antoloxía en castelán- e decida, leva o hagstag dos ruidosos!
  ]



mércores, 16 de abril de 2014

Tinta roja II #Ciclo de recitales de poesía


Desde que pasó Tinta Roja I, estuve dándole vueltas al próximo ciclo de recitales en La Central de Callao (Madrid).  Este es el resultado de un largo proceso. Espero que os interese el cartel, está lleno de interesante poesía en croata, gallego y castellano. Vendrán, recitarán y nos contarán algunos de sus secretos creativos: Yolanda Castaño, Marko Pogačar, Marta Sanz, Alejandro Simón Partal,  Elsa López (como editora de Ediciones la Palma) y Nuria Ruíz de Viñaspre (como directora de la colección eMe), Julia Otxoa, María Antonia Ortega, María Negroni, Edardo Dobry y Chus Pato. 
En forma de texto lo he dicho así:
En la nueva edición de Tinta Roja tenemos voces propias y foráneas: Europa es una afinidad electiva; el oceáno, un nuevo imaginario. Vamos a leer en colectivo para recordar que subjetividad es posición. Y tatuarnos que la palabra precede a la acción. 
*
Estos días colgaré cartel y postalita con todos los datos. Esta última podréis conseguirla físicamente en las librerías de La Central en Madrid muy prontito. Keep in touch!

Evento en facebook, aquí
En la web de La Central, aquí

mércores, 19 de marzo de 2014

O 21 de Marzo son Alda Merini


A primavera vén con forza. Se a semana pasada estiven na Casa de Galicia en Madrid, lendo poemas propios e terribélmente ben acompañada por Yolanda López e Luz Pichel, esta semana, o venres 21 de marzo, estarei apoiando a celebración do día da poesía, nun recital organizado por Vaso roto na Central de Callao (Madrid). Unha orixinal homenaxe á poesía italiana, de longa raigame, na que Juan Carlos RECHE, Jordi DOCE e máis eu recitaremos á incrible Alda Merini, ó interesantísimo Andrea Zanzotto, a Luigi Ballerini e Giovanni Raboni.


Máis información aquí.

domingo, 27 de maio de 2012

"Sobre la belleza oculta de mi enfermedad"


Cada vez que pensaba en mi enfermedad oía le sonido melancólico de una viola. Cuando le describí mi enfermedad al médico, esté oyó el mismo sonido. "Debería guardarse su enfermedad para sí", me dijo. Un despejado día de verano salí afuera; algunos cuervos se juntaron a mi alrededor y guardaron silencio. Lo interpreté como un homenaje a la belleza oculta de mi enfermedad. Cuando se lo conté al médico respondió: "Su enfermedad puede estar propagándose y podría arruinarlo todo, así que ya no soy su médico". Ayer, cuando pensaba en mi enfermedad, vi a mis padres, desnudos bajo un calor sofocante, besándose y susurrando. Me preocupaba adónde me estaban llevando mi enfermedad y desvié la atención a una ciudad distante, a su reloj dorado, sus mansiones de piedra blanca, sus bulevares repletos de ángeles protegiéndose los ojos del sol.


Mark STRAND, Casi invisible, Visor, 2012.
Imaxe: autorretrato san.

"Futilidad en el Key West"

Estaba echado en el sofá, a punto de dormirme, cuando imaginé una pequeña figura dormida en un sofá idéntico al mío. "¡Despierta, hombrecillo, despierta!" grité. "Aquella a la que esperas está surgiendo del mar, envuelta en espuma, y pronto llegará a tierra. Bajo sus pies, el jardín de la melancolía se tornará de un verde intenso y las brisas serán tan suaves como el aliento de los bebés. Despierta, antes de que esta criatura de las profundidades desaparezca y se quede todo en blanco, como el dormir". Con qué duro empeño trato de despertar al hombrecito, con qué duro empeño duerme. Y la que surgió del mar, pasado ya su momento, qué dura se ha vuelto, qué duros esos ojos ardientes, esa cabellera en llamas. 



Mark STRAND, Casi invisible, Visor, 2012. 
Imaxe: Antía Otero (na imaxe hai un collage meu portada do fanzine zapatiños motot #1)

"En la otra vida"

Ella estuvo a mi lado durante años, ¿o fue un instante? No consigo acordarme. Tal vez la amé, tal vez no, Hubo una casa, y luego no hubo casa, hubo árboles, pero no queda ninguno. Cuando nadie recuerda, ¿qué es lo que hay? Tú, cuyos instantes se han ido, que flotas como humo en la otra vida, dime algo, dime cualquier cosa.

Mark Strand



"Una carta de Tegucigalpa"


Querida Henrietta, ya que tuviste la amabilidad de preguntarme por qué ya no escribo, trataré de responderte lo mejor que pueda. En los viejos tiempos, mis pensamientos destellaban como chispas diminutas en la semioscuridad de la consciencia y los transcribía, y página tras página brillaban como una luz que llamaba mía. Me sentaba a mi escritorio asombrado por lo que acababa de suceder, e incluso cuando veía las luces apagarse y mis pensamientos se convertían en pequeñas reliquias sin sentido en el crepúsculo de tanta promesa, seguía asombrado. Y cuando desaparecían, como sucedía inevitablemente, estaba listo para comenzar de nuevo, para sentarme en la oscuridad durante horas a esperar aunque fuese una sola chispa, aunque supiera que casi no arrojaría  ninguna luz. De lo que no me había dado cuenta entonces, y ahora sé demasiado bien, es que las chispas llevan en su interior el deseo de ser aliviadas de su carga de claridad, Y ésa es la razón por la que ya no escribo, por la que la oscuridad es mi libertad y mi felicidad.



Martk STRAND, Casi invisible, Visor, Madrid, 2012.
Imaxe:  autorretrato no escuro

"Un breve panegírico"


Ahora que ha terminado la pesadilla vegetariana, que hemos vuelto a nuestra dieta de carne y estamos inmersos en el imperio de nuestros bellos y oscuros hábitos y podemos hablar con calma de cómo hemos sobrevivido, dejemos que la brisa del futuro toque y retoque nuestros grandes y hambrientos cuerpos. Desfilemos hasta el mercado a abrazar  el carnicero y dejemos atrás el año de la zanahoria, el mes de la cebolla; adoremos el asado o el estofado que de nuevo ocupa su lugar en el sagrado centro de la mesa del comedor.

Mark STRAND, Casi invisible, Visor, 2012
Imaxe: miña, detalle de un collage

"Érase una vez una fría mañana de Noviembre"

Abandoné los campos soleados de mi vida diaria y descendí al interior de la montaña hueca, y allí descubrí, en toda su gélida gloria, el castillo de cristal de mi otra vida. Podía ver a través de él y más allá. ¿Pero de qué me servía? Era perfecto, irreductible y sin valor alguno salvo por el hecho de que existía. 

Texto: Mark STRAND, Casi invisible, Visor, Madrid, 2012
Imaxe: miña. 

"Hunde tu rostro en tus manos"

Porque hemos cruzado el río y el viento sólo ofrece un remolino entumecido de frío y nos hemos adaptado mansamente, sin esperar ya nada más que lo que nos ha sido dado, sin preguntar cómo es que llegamos a este lugar, no nos importa que nada haya resultado como esperábamos. No hay manera de dispersar  la niebla en la que vivimos, no hay manera de saber que hemos aguantado un día más. La silenciosa nieve del pensamiento se derrite antes de que pueda cuajar. Nadie tiene idea de dónde estamos, Las puertas a ninguna parte se multiplican y el presente queda tan lejos, tan profundamente lejos.


Texto: Mark STRAND, Casi invisible, Visor, Madrid, 2012. 
Imaxe: miña


domingo, 8 de abril de 2012

Fetiche


A autora da bela capa deste libro, Fronteras del Lenguaje , Uljana WOLF que aínda non teño porque cada vez que o merco, o regalo (despois de lelo, iso si) ten tamén estoutra foto. Nada, imaxes para un álbum propio de fetiches. ;D, se mo permitides...

[Fotiño: Carmen Juan Romero]

martes, 7 de febreiro de 2012

London, open yr heart to me

http://thekankel.blogspot.com/2012/02/viaje-londres-julio-1874-de-vitalie.html

O diario da irmá de Rimbaud ten capa miña (collage) e algunha ilustración dentro tamén. Desexando telo nas maus e ver tamén o traballo dxs demáis. 
Grazas a David González!


mércores, 8 de decembro de 2010

"Amor, amor: a miña estación" S. Plath



Subacuático ideal
de soños afundidos
contaminada pureza
núcleo bater vivo.


video


Avalancha húmida
devezo gorentoso
bebendo terminal
o feitizo das ondas.





[Versos de A morta -un libriño meu inédito- pero publicados en VVAA, Sétimo andar, poesía alén, Nova Galicia Edicións, Vigo, 2010; video:
"Mi vida bajo el agua" de Ch. Rosenvinge de "La Joven Dolores".]