Amosando publicacións coa etiqueta Poesía italiana. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Poesía italiana. Amosar todas as publicacións

mércores, 23 de decembro de 2015

Síntoma


Cita Gaspara Stampa en No sé de ningún mundo mejor de Ingeborg Bachmann
e adicatoria dun contemporáneo. 

 
Se così como sono abietta e vile
donna posso portar sì alto foco,
perché non debbo aver almeno un poco
di ritraggerlo al mondo e vena e stile?
S’Amor con novo, insolito focile,
ov’io non potea gir, m’alzò a tal loco,
perché non può non con usato gioco
far la pena e la penna in me simìle?
E, se non può per forza di natura,
puollo almen per miracolo, che spesso
vince, traspassa e rompe ogni misura.
Come ciò sia non posso dir spresso;
io provo ben che per mia gran ventura
mi sento il cor di novo stile impresso.

[Traducción]
Si aun siendo como soy abyecta y vil / mujer, puedo llevar tan alto fuego / ¿por qué no lo hago arder, siquiera un poco, / y se lo muestro al mundo con estilo? / Si amor con nuevo, extraordinario ardor, / que no esquivé, tan alto me condujo, / ¿por qué no puedo yo, con juego insólito / hermanar en mi alma pena y pluma? / Y si no puedo por naturaleza, / por milagro podré, que tantas veces / vence, traspasa y rompe toda regla. / Yo no acierto a expresar si esto es posible, / pero empiezo a sentir, para mi suerte, / el corazón de un nuevo estilo impreso.

Vén de aquí , de María do Cebreiro.

martes, 22 de decembro de 2015

I, II, III, IV



Yo no sé si entre las pálidas brumas tu sonrisa
se me apareció en una bruma lacia y tibia, pero
yo morí del mal que mana tu boca y 
d tu tibia sonrisa engreída. No sé si
entre el mal que me desea y tu sonrisa
se interpone la piedra afilada del desacuerdo, si
gemelas
nuestras almas son, no sé cómo armonizarlas
con tu tañido quejumbroso no veo aparecer la luna 
detrás de los erosionados riscos de mis hábitos. 


Amelia Rosselli
(La libélula. Panegírico de la libertad, Sexto Piso, 2015) 

Hundir la flota


"Yo no sé si entre la sonrisa del verde verano
y tu verde desacuerdo hay un desacuerdo
yo no sé si rimo por encanto o por laboriosa
pena. Yo no sé si rimo por encanto o por razón
y no sé si tú sabes que rimo sólo
para ti. Demasiado sol ha embebido el mar en
su cautividad tranquila, donde la flora
marina renuncia a invadir los barcos hundidos."

Amelia Rosselli
(La libélula. Panegírico de la libertad, Sexto Piso, 2015) 



[Fotiño casa M.]

luns, 21 de decembro de 2015

"...en un largo experimento"

Y el hablar entre líneas será nuestro juego 
del destino -lo quiera o no lo quiera, oh deja ese 
asunto y nuestra naturaleza imberbe; tu serás
mi rey debilísimo, yo seré tu reina no 
tan voraz como para no poder escapar si se 
le ocurre en una vuelta de llave, en un resplandor
de humores negros pero el mundo está sin llave por 
no decir sin la organización necesaria para 
una piedad necesaria como la Torre Eiffel que 
no resistiría en pie si no fuese por su consentida
fealdad. Tú tratarás de custodiar este
pozo mío que es más profundo que el tuyo, pero el
       agua
se ha vuelto demasiado cenagosa y yo no quiero
suspirar por lavejez de las lenguas toscanas. 
Así que enderézate en tus botas bien forradas
con la piel de los animales más selectos y escucha
a mi corazón de goma y de arena ardiente
latir, si es que todavía late por un hombre. Yo me 
lavo las manos y rimo a la manera antigua con una 
      modernidad
que no sospechaba en mis embrollos. Pero no 
quiero arruinar mis ojos por nadie, yo,
dentro de su esqueleto-cercado. ¿Quieres que nos
      marchemos? ¿Quieres 
que jugueteemos? ¿Quieres que yo haga de hermana
mayor para todas esas infelices? O quieres que
me aclare la garganta entre estas cuatro pintorescas 
paredes, entre la botella de una leche cortada, 
y una vanidad aburrida, de desgranar sus brillantes
perlas de sonrisas todavía sin adjudicar.
Y la estética no será ya nuestra alegría nosotros
iremos en pos de los vientos con el rabo entre las piernas en un largo experimento. 


Amelia Rosselli 

(La libélula. Panegírico de la libertad, Sexto Piso, 2015)

que

"Las riendas se me escapan si no respeto el poder de la racionalidad"

'(...) Y si el mar que
fue aquella lejana bestia oculta me preguntara
qué ha sido de mi deseo desmesurado, le respondería
pero déjame tranquila, estoy más que harta de
tus demoras. Pero él sabe mejor que yo cuáles
son las virtudes del ser humano. Yo le digo que más
feliz es la tarántula en su propio jardín,
él me contesta pero tú no sabes capturar. Las riendas
se me escapan si no respeto el poder de la
racionalidad lo sé tú lo sabes lo saben algunos pero
de la misma manera la querida tienda de los
descontentos a veces
perfora también mis sueños. Y tú lo sabes. Y yo
lo sé pero todavía llevo a la vanguardia a cuestas
sobre mis hombros y ríe y escupe como una vieja
bruja, y ni siquiera sé dónde tengo que
coger el tranvía que acrecienta tus sueños,
y mis estrellas. Pero tú ves que yo también he perdido
la irisada gracia de quien sabe pasar por encima de esas menudencias. 

Debo comer. Tú debes correr.' 


Amelia Rosselli
(La libélula. Panegírico de la libertad, Sexto Piso, 2015)