Amosando publicacións coa etiqueta Poética. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Poética. Amosar todas as publicacións

mércores, 2 de outubro de 2019

Poética

Pienso que el tiempo no se puede aprehender, pero me acerco a esa quimera cuando escribo. Las puntitas, mis yemas, tocan el narrar en sí, el verbo - carne de mi sangre - hecho tempo tejido de(l) tiempo que crea la realidad de la que nacen las palabras que conforman este pienso. 

Quizás, si me distancio, sueño que capto luz, la mayoría de las veces se escapa, es un reflejo mojado, neón sobre el asfalto... Y yo me distraigo hasta dar con otra idea que cree que fui caminando hasta lo que seré. 

Hay personas que no pueden mirarse en el espejo, a mí me gusta esa transferencia que simula transfiguración, ¡trascendencia... tschhh... mierda!

A lo mejor es sólo una cuestión de género, porque como dijo Barbey D'Aurevilly "para los dandis como para las mujeres parecer es ser", pero se equivocaba. Yo he venido aquí a hablar de mi verdad. 


sábado, 9 de xaneiro de 2016

Síntoma

Fuerza de las estructuras, he ahí tal vez lo que es deseado en ellas 

Roland Barthes  

venres, 8 de xaneiro de 2016

"Del modo en el que lo “semio” (signo espiritualizado) comanda el sentido"

Esa actividad concierne al sujeto del poema, que es diferente al sujeto del psicoanálisis o al de la filosofía (pero también al del “amor” a la poesía). El sujeto del poema se singulariza en la oralidad: carga al signo con las fuerzas del cuerpo e introduce afectos en los conceptos. En todo “nominalismo de los vivos” hay sujeto de poema. También lo hay en la risa ética de la teoría, que no es sino una reflexión sobre aquello que aún no sabemos. El sujeto del poema subjetiva el lenguaje contra el orden, transformando y transformándose: inventando vida virtuosa.   



Esta política depende de una crítica; de una crítica del ritmo al signo. Del ritmo, sí, que es rastro del cuerpo en el lenguaje. Significante mayor: marca de las fuerzas que animan y hacen decir a las palabras. La crítica del ritmo se rebela contra el reino del signo autonomizado; contra el modo en el que el signo, separado, se vuelve borrante del cuerpo.



Crítica es guerra, sí: pero no polémica. Porque no se trata de vencer, sino de historizar, de mostrar funcionamientos y de inventar. Crítica del genio de la lengua (sea el hebreo o el griego, el alemán o el francés). Crítica del saber interpretativo que extrae sentido de la letra y la palabra. Crítica, en definitiva, del puro signo. Del modo en que el signo puro semiotiza lo social. Crítica de lo teológico político. Del modo en el que lo “semio” (signo espiritualizado) comanda el sentido.


Crítica y política constituyen el territorio de encuentro de Meschonnic con Spinoza en un bellísimo libro que Hugo Savino está terminando de traducir y que presentaremos en breve en Buenos Aires: Spinoza, poema de pensamiento. 

De aquí

luns, 5 de xaneiro de 2015

A poesía pagana de Björk



Pedaling through
The dark currents
I find an accurate copy
A blueprint of the pleasure in me
(Swirling black lilies totally ripe)
A secret code carved
A secret code carved
(Swirling black lilies totally ripe)
He offers a handshake
Crooked five fingers
They form a pattern
Yet to be matched
On the surface simplicity
(Swirling black lilies totally ripe)
But the darkest pit in me
Is pagan poetry
(Swirling black lilies totally ripe)
Pagan poetry
Morse coded signals
They pulsate
They wake me up
From my hibernate
On the surface simplicity
(Swirling black lilies totally ripe)
But the darkest pit in me
Is pagan poetry
(Swirling black lilies totally ripe)
Pagan poetry
*
Pedalexando a través
de correntes escuras 
atopo unha copia adecuada
unha pegada dixital azul do meu pracer
(Remuíño negro de lirios totalmente macios)