Amosando publicacións coa etiqueta Lazos Pantera. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Lazos Pantera. Amosar todas as publicacións

domingo, 27 de maio de 2012

"Sobre la belleza oculta de mi enfermedad"


Cada vez que pensaba en mi enfermedad oía le sonido melancólico de una viola. Cuando le describí mi enfermedad al médico, esté oyó el mismo sonido. "Debería guardarse su enfermedad para sí", me dijo. Un despejado día de verano salí afuera; algunos cuervos se juntaron a mi alrededor y guardaron silencio. Lo interpreté como un homenaje a la belleza oculta de mi enfermedad. Cuando se lo conté al médico respondió: "Su enfermedad puede estar propagándose y podría arruinarlo todo, así que ya no soy su médico". Ayer, cuando pensaba en mi enfermedad, vi a mis padres, desnudos bajo un calor sofocante, besándose y susurrando. Me preocupaba adónde me estaban llevando mi enfermedad y desvié la atención a una ciudad distante, a su reloj dorado, sus mansiones de piedra blanca, sus bulevares repletos de ángeles protegiéndose los ojos del sol.


Mark STRAND, Casi invisible, Visor, 2012.
Imaxe: autorretrato san.

"Futilidad en el Key West"

Estaba echado en el sofá, a punto de dormirme, cuando imaginé una pequeña figura dormida en un sofá idéntico al mío. "¡Despierta, hombrecillo, despierta!" grité. "Aquella a la que esperas está surgiendo del mar, envuelta en espuma, y pronto llegará a tierra. Bajo sus pies, el jardín de la melancolía se tornará de un verde intenso y las brisas serán tan suaves como el aliento de los bebés. Despierta, antes de que esta criatura de las profundidades desaparezca y se quede todo en blanco, como el dormir". Con qué duro empeño trato de despertar al hombrecito, con qué duro empeño duerme. Y la que surgió del mar, pasado ya su momento, qué dura se ha vuelto, qué duros esos ojos ardientes, esa cabellera en llamas. 



Mark STRAND, Casi invisible, Visor, 2012. 
Imaxe: Antía Otero (na imaxe hai un collage meu portada do fanzine zapatiños motot #1)

"En la otra vida"

Ella estuvo a mi lado durante años, ¿o fue un instante? No consigo acordarme. Tal vez la amé, tal vez no, Hubo una casa, y luego no hubo casa, hubo árboles, pero no queda ninguno. Cuando nadie recuerda, ¿qué es lo que hay? Tú, cuyos instantes se han ido, que flotas como humo en la otra vida, dime algo, dime cualquier cosa.

Mark Strand



"Una carta de Tegucigalpa"


Querida Henrietta, ya que tuviste la amabilidad de preguntarme por qué ya no escribo, trataré de responderte lo mejor que pueda. En los viejos tiempos, mis pensamientos destellaban como chispas diminutas en la semioscuridad de la consciencia y los transcribía, y página tras página brillaban como una luz que llamaba mía. Me sentaba a mi escritorio asombrado por lo que acababa de suceder, e incluso cuando veía las luces apagarse y mis pensamientos se convertían en pequeñas reliquias sin sentido en el crepúsculo de tanta promesa, seguía asombrado. Y cuando desaparecían, como sucedía inevitablemente, estaba listo para comenzar de nuevo, para sentarme en la oscuridad durante horas a esperar aunque fuese una sola chispa, aunque supiera que casi no arrojaría  ninguna luz. De lo que no me había dado cuenta entonces, y ahora sé demasiado bien, es que las chispas llevan en su interior el deseo de ser aliviadas de su carga de claridad, Y ésa es la razón por la que ya no escribo, por la que la oscuridad es mi libertad y mi felicidad.



Martk STRAND, Casi invisible, Visor, Madrid, 2012.
Imaxe:  autorretrato no escuro

"Un breve panegírico"


Ahora que ha terminado la pesadilla vegetariana, que hemos vuelto a nuestra dieta de carne y estamos inmersos en el imperio de nuestros bellos y oscuros hábitos y podemos hablar con calma de cómo hemos sobrevivido, dejemos que la brisa del futuro toque y retoque nuestros grandes y hambrientos cuerpos. Desfilemos hasta el mercado a abrazar  el carnicero y dejemos atrás el año de la zanahoria, el mes de la cebolla; adoremos el asado o el estofado que de nuevo ocupa su lugar en el sagrado centro de la mesa del comedor.

Mark STRAND, Casi invisible, Visor, 2012
Imaxe: miña, detalle de un collage

"Érase una vez una fría mañana de Noviembre"

Abandoné los campos soleados de mi vida diaria y descendí al interior de la montaña hueca, y allí descubrí, en toda su gélida gloria, el castillo de cristal de mi otra vida. Podía ver a través de él y más allá. ¿Pero de qué me servía? Era perfecto, irreductible y sin valor alguno salvo por el hecho de que existía. 

Texto: Mark STRAND, Casi invisible, Visor, Madrid, 2012
Imaxe: miña. 

"Hunde tu rostro en tus manos"

Porque hemos cruzado el río y el viento sólo ofrece un remolino entumecido de frío y nos hemos adaptado mansamente, sin esperar ya nada más que lo que nos ha sido dado, sin preguntar cómo es que llegamos a este lugar, no nos importa que nada haya resultado como esperábamos. No hay manera de dispersar  la niebla en la que vivimos, no hay manera de saber que hemos aguantado un día más. La silenciosa nieve del pensamiento se derrite antes de que pueda cuajar. Nadie tiene idea de dónde estamos, Las puertas a ninguna parte se multiplican y el presente queda tan lejos, tan profundamente lejos.


Texto: Mark STRAND, Casi invisible, Visor, Madrid, 2012. 
Imaxe: miña


"Nadar en agua helada"


"Crece la escarcha sobre el muro, derrama cristales en la piedra roja"

"Una mancha de tinta roja anegó la plaza ovalada."

"Los pájaros habían huido y en el cielo crecían columnas rojas"

"Sueño con niños desnudos nadando en láminas de hielo."

"Tumbado sobre el frío juego con tus pómulos, nítidos  como las señas de una cuchilla."

"Aquí los hombres mueren jóvenes y las palabras se pudren en las bocas" 

"Dormí arropado por láminas de ceniza."

"PRONTO llegará el despertar de los animales más pequeños. Merodearán por los jardines, abrirán túneles junto a las tapias y asustarán a los niños."

"Nadie te aguarda en la ciudad. Los hombres lamen los cuellos de sus madres en busca de sal derramada."

"Una mujer, calzada con zapatos blancos, atraviesa el barro, evitando la puntería de los tiradores."

"La sombra de tu hijo crecerá lentamente, como crecen las algas sobre los ahogados."

"Cerca de la noche les vence la pereza y duermen bajo un silencio blanco, tan nítido como la muerte."

"Aguardaré en un almacén vacío, con un cuchillo en la boca y las esperanzas intactas."

"(...) allí, sobre  la colina, en la pequeña casa roja."



Recaredo VEREDAS, Nadar en agua helada, Bartleby, 2012. 

sábado, 12 de xullo de 2008

Ruta punk



Nas miñas maus un disco de colegas punkeirísimos que intercambian instrumentos e funcións para dar renda solta á súa creatividade e converterse nunha mesma tarde-nunha mesma grabación en 6 grupos diferentes, o resultado do experimento: ACEITUNES FOR FUCKER (VOLUME 1). Noraboa! a edición con postercito con letras, guachafitesca explicación ficticia de cada grupo-proxecto e ata un poema de rabiosa ironía hardcoreta.

ESCORIANMAHU Ediciones
CDR (100 copias) - 2euros c/u
Pedidos a: APDO. 2576 - 28080 MADRID
caos_final@yahoo.es


A QUE OKUPA PREOKÚPASE

As reactivas rapazas da C.S. Atreu e da Casa das Atochas invíatenme a pasarme pola casa da Queerunha para coñecernos: están poñendo en marcha unha radio livre e teñen abertos numerosos proxectos. Así que anoto na miña axenda contactar con elas cando estea pola terra, pero animo a todas as que vivan en Galicia a que participen nun proxecto que polo que vexo vía lista de correo está activísimo, nun espazo (as Atochas) increiblemente acondicionado polo miúdo.
E por Madrid...
achégome á asamblea da PSO Malaya para ver que se coce alí e se podo facer radio: un proxecto soñado ó que poder dar forma en colectividade. Corren rumores de que para facer algo neste espacio hai que autoinculparse, e varios colectivos expoñen a dúbida. Ó final da reunión non nos queda claro se este é un requisito indispensable para acceder ó espazo e desenrolar proxectos sociais, pero si saimos dalí algo desencantadas, pensando que sería un sacrificio dabondo comprometido para que todo o mundo poda e queira realizalo. Están ben as premisas propias dun colectivo que asume o risco da okupación - non son quen de xulgalas- pero non todo o mundo pode entrar por esa porta e este sistema de selección si que me fai pensar.

Calquera cousiña a: nana_coromoto@hotmail.com
Invítovos a unirvos á lista de correo LAZOS PANTERA