Amosando publicacións coa etiqueta Citas. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Citas. Amosar todas as publicacións

domingo, 10 de febreiro de 2019

"Esta es una escena por la que un marinero daría sus ojos"


Esta es una escena por la que un marinero daría sus ojos. El barco es ignorado. El iceberg asciende y de nuevo se hunde; sus vítreas cumbres corrigen elipses en el cielo. Esta es una escena donde quien pisa las tablas se vuelve torpemente retórico. Es tan ligero el telón que podrías subirlo con las más finas cuerdas, espirales de viento que la nieve ofrece. La lucidez de estas blancas cumbres compite con el sol. Su peso el iceberg desafía sobre un escenario cambiante y resiste y observa.


Este iceberg labra sus facetas desde dentro. Como joyas de una tumba se salva a sí mismo, siempre, y sólo a sí mismo se embellece, y tal vez a las nieves que tanto nos sorprenden flotando sobre el mar.

Elisabeth Bishop 

sábado, 16 de xuño de 2018

Матрёшка


Un oggetto che proviene dalla tradizione russa, apparsa alla fine del XIX secolo, anche se per alcuni proveniente in origine dal Giappone (isola di Honsu). Matrioška indica immediatamente una simbologia dell’universo femminile, letteralmente matrëška è il diminutivo – vezzeggiativo di matrëna, diffuso nome proprio russo derivante dal latino mater, ma è anche un modo per dominare lo spazio, perché contraddice il fatto che uno stesso luogo non possa essere occupato da più di un oggetto, e rimanda alla molteplicità dell’io. L’idea di qualcosa contenuto in qualcos’altro, che a sua volta contiene qualcosa di più piccolo e così via, richiama l’idea della reductio ad infinitum. Quello che una Matrioška potrebbe esprimere è dunque l’idea di infinito. Una Matrioška infinita non l’abbiamo mai vista, se non nella nostra immaginazione.

Vén de aquí: http://www.dinamopress.it/news/matrioske-di-tutto-il-mondo-unitevi

Un objeto que proviene de la tradición rusa, apareció a finales del siglo XIX, aunque para algunos procedentes originalmente de Japón (isla de Honsu). Matryoshka indica inmediatamente a un simbolismo femenino del universo, literalmente matrëška es corto - expresión de cariño de Matrena, dio a conocer su nombre ruso deriva del latín mater, pero también es una manera de dominar el espacio, ya que contradice el hecho de que el mismo lugar no puede ser ocupada por más de un objeto, y se refiere a la multiplicidad del yo. La idea del contenido de algo en otra cosa, que a su vez contiene algo más pequeño y así sucesivamente, recuerda la idea de reductio ad infinitum. Lo que un Matryoshka podría expresarlo de este modo la idea de infinito. Un Matryoshka sin fin que nunca han visto, excepto en nuestra imaginación.


Eran

En consecuencia, los grupos de autoconciencia eran un mecanismo para  producir al mismo tiempo
verdad y organización, teoría y acción radical contra la realidad opresiva de género, y, por lo tanto, no eran ni una fase previa de análisis limitada en el tiempo, ni un fin en sí mismos.

Extracto de Marta Malo, “Prólogo", Nociones comunes. Experiencias y ensayos entre investigación y la militancia
Madrid, Traficantes de sueños, 2004 

sábado, 28 de xaneiro de 2017

(...) la búsqueda individual del placer en el trabajo se vuelve un poderoso obstáculo a cualquier intento de crear sinergias basadas en la comunidad o la colectivización del malestar.

Jaron Rowan 

venres, 4 de decembro de 2015

Danza

Caracas

                Compostela                                                                                  Rocky Mountains, Colorado

                                        Madrid                                  Paris                       Red Bank
                                                                                      Paris
                                                                                      Paris                        Santiago de Chile

                                                                                                                      Coslada



Compostela                                                            
                                                                                      Paris


Siempre a pie, nunca presionados por el tiempo y cargados con escasas posesiones, algunas tribus del este de Estados Unidos viajaban a las Black Hills de Dakota del Sur, y en el oeste los indios viajaban cientos de millas para conseguir mantas de los indios del pueblo. En el siglo XVIII, un francés que viajaba por Guyana observó con sorpresa cómo los lugareños recorrerían cien doscientas leguas "simplemente para traer de vuelta una hamaca o asistir a una danza". Un inglés, que fue capturado por un grupo de indios sureños y obligado a permanecer con ellos durante varios meses, contaba cómo estos se desviaban fácilmente de su itinerario planeado: daban un rodeo de un día paravisitar a una tribu amiga, y entonces, siguiendo un impulso repentino, asaltaban un poblado indefenso. 

John Brinckerhoff Jackson
  Las carreteras forman parte del paisaje, Gustavo Gili, 2011