Amosando publicacións coa etiqueta Capitán sangre. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Capitán sangre. Amosar todas as publicacións

sábado, 28 de xaneiro de 2017

domingo, 3 de abril de 2016

Imperdíbel


Tentar memorizar unha verba rotulada nun obxecto nun alfabeto diferente.
Necesito un prendedor, no teu idioma Capitán Sangre, dise "alfiler de gancho",
no meu digo: non me lembro
                                                  cómo anotar mentalmente cada grafía
                                                                                                     por qué

venres, 29 de xaneiro de 2016

: HUEVO



Levo moito tempo escribindo unha longa carta de amor non correspondida. Non correspondida a miña ansia por levar a cabo esta xesta. Levo moito tempo soñando con escribir esa carta. Pero só teño unha caixiña mental de non-escritura, con todas esas verbas gravadas nunha tira de borrador de máquina de escribir pensamento. Logo topei o Zoo e quedei en branco. Logo pasaron dous anos e rematei uns días metida na que fora a miña casa - que deixei- na que estivera contigo, pasou isto: agora é un hotel e fun e metinme nela, para escribirche esa carta que nunca te chegará, rematala, facer, poder verte na distancia, e comprenderte, meu Capitán. 
Contrariamente ao que debería ter acontecido como reposta, a orde no papel trouxo o caos á vida -de sempre- e puiden comprenderte, pero o traballo quedou sen facer. Por fin entendin quen eras: esguizando no amor atopeite persona fóra de min, da historia, do tempo, do océano, da nosa narrativa fou de punk extremo. 
Topeite aí fóra na estructura na que as cousas funcionan sabendo quen eras máis novo ca min, descubrindo cómo finalmente non querías xogar ao camiño non-recto. Devir, devir, é a miña estación, o que non sabía é que a túa non era. Así que comprendín a túa decisión e comprendín o teu chauvinismo chileno, e comprendín o teu traballo na Moneda, e comprendín que quixeras raíz, e que quixeras pisar piso, e que quixeras idioma(prosodia non Conquistadora) e até comprendín que quixeras amala a ela: pequenaEstrañaeslavachilena. Pero sobre todo comprendín que necesitabas algo quentiño polas noites, sen mamá sempre se precisa algo quentiño que ten que ver coa música e o negro e o sexo e aquí volve ela -raíña da desinhibición-, comprendín que sobre todas as cousas tiña que ser algo coñecido, non por coñecer. Ningún golpe. Nin fóra de xogo. Algo non atopado de súpeto: non eu. 
Entendín por qué te fuches, finalmente. 
Por aquí, por estas terras,  direiche que lles pasou a case todos os que me arrodeaban e se separaran das súas parellas daquela. Todos voltaron ao acubillo do que queimaba. Grazas a elas e a eles comprendín por fin o que che puido pasar a ti, e puiden separarme desta historia ao fin. A ver se agora podo escribir -e para qué, pero que o para non importa!-  podo escribir unha carta de amor por tanto tempo autocensurada que xa si, se perda no océano, pechada nunha botella á deriva da miña vida sempre cara adiante, Capitán Sangre, eu sempre cara adiante, sen programa- xa sabes- navego/ surfeo/floto sen chegar nunca a terra firme, sen peros.
 Cecais agora, así, crendo na viaxe sen final do noso encontro, e crendo no camiño en si, poida eu ser quen de tintar esta carta -para qué-, que ti xa sabes que comeza e remata cunha mesma verba:
a i n d a q u e
x a n o n d i g n i f i q u e n a d a
p o d e m o s d i c i r h u e v o
p e r o x a n o n s i g n i f i c a t e q u i e r o

O meu proxecto érao porque tiña que ver co baixón físico e a absoluta certeza de ter gañado e telo perdido todo nun palpabrexo foi o océano cegando ao sol, agora arrástrome pola lama e nese intre son feliz

Me había levantado temprano y vi los obreros que llegaban a la obra con un sol magnífico. Te habría gustado ver el aspecto particular de ese río de personajes negros, grandes y pequeños, primero en la calle estrecha, donde había un poco de sol, y luego en la obra. Después desayuné un trozo de pan seco y un vaso de cerveza; es lo que Dickens recomienda a los que están a punto de suicidarse, como particularmente indicado para alejarlos de su proyecto todavía un tiempo. Y aunque no se esté del todo en la disposición de espíritu, es bueno hacerlo de tiempo en tiempo, pensando en el cuadro de Rembrandt Los peregrinos de Emaús

 

Van Gogh, o 18 de Agosto de 1877

 

 

Cómo fará Cristo para revelarse

seguro que el coñece os segredos de Atacama:

cómo viaxar na luz 

do máis profundo do deserto ao negro do universo;

non quero salgar nada máis con isto que digo

onte enfiei con Jul. agullas coas que non sei coser

si, a min tamén me gustaría falar sen persoas, I.:

ser non unha primeira, tampouco ser a última

mírote por iso que ti fas tan ben           escribir sen falar...

e dito isto voilà! como di Joyce: pase o que pase o mellor é largarse 

adiós! adiós! bye bye, au revoir!

 

 

[Cita: 2013- Texto:2016]

 

domingo, 17 de xaneiro de 2016



“Lo real crece como el desierto. La ilusión, el sueño, la
pasión, la locura, la droga, pero también el artificio, el simu
-
lacro: ésos son los predadores naturales de la realidad. Todo
ello ha perdido gran parte de su energía como si hubiese su
-
frido una enfermedad incurable
”.
3

mércores, 13 de xaneiro de 2016

¿No es el mar como lo llama Algy: una inmensa dulce madre?

James Joyce 
 
[Ulises]

sábado, 9 de xaneiro de 2016


De tumblr 


‘Non hai respostas’, dinme, pero eu sei que vou atopar algunha nos clásicos e as follas. 
E sei que cando o derradeiro paxariño do outono levante o voo pola neve, 
o meu sangue falará.

(2013)

Objet trouvé

"POR ALGO LEVABA DE LOITO TODO O VRAU"
(2013)


Objet trouvé 2015


Sicilia

luns, 4 de xaneiro de 2016

Sangre es amor

Tal vez no pueda expresarlo, pero he llegado a creer que Sófocles escribió Antígona sólo para que ninguna otra mujer tuviera que inmolarse desgarrada entre leyes y la piedad, que para que nadie más tuviera que morir por amor es que fue escrito Romeo y Julieta y ese testamento inconsolable que se llama Anna Karenina. Todos los grandes poemas de entonces, desde las primeras epopeyas hasta los estremecidos versos de la Carta a Telémaco de Joseph Brodsky, perfectamente pueden ser leídos como el intento más extremo y desesperado por erigir desde este lado del mundo, desde el rostro martillado de lo humano, una misericordia sin fin que nos preserve de los sufrimientos que esos poemas narran. No ha sido así, y la agonía del lenguaje carga también con la sentencia de esta derrota. 

Raúl Zurita 


 Te permito que arrastres mi nombre por el lodo

Karenina a Vronski



You, Master of the plastered cracking sea,
Master of a natural disaster’s epiphany,
Master of coral, ash, cream, and river bream,
Master of the century,
Master of me. 

 Amber Tamblyn 


Capitán Sangre,
yo soy tu proveedor de luz 
es ahora
yo soy tu proveedor de luz 
cuando empiezas
 yo soy tu proveedor de luz 
a desaparecer
yo soy tu proveedor de luz 
te levantas
yo soy tu proveedor de luz 
y vuelves          
 yo soy tu proveedor de luz 
Lázaro irreal.
Yo soy tu proveedor de luz
Fénix, nievas ceniza.
 Yo soy tu proveedor de luz 
Tú eres
 yo soy tu proveedor de luz 
la nada.
yo soy tu proveedor de luz 
Tú eres
 yo soy tu proveedor de luz
el que me lleva.
Yo soy tu preveedor de luz
Tú eres
yo soy tu proveedor de luz
mi olvido profundo.


Velas por la historia trastlántica.
El infinito, ropa interior apurada.
Chile ya está en el mapa.
Adiós, Adiós. Gracias por la redención. 
Sangre es amor.

domingo, 3 de xaneiro de 2016

martes, 29 de decembro de 2015

On the melted sand we wrote...

Traditional arabic folk song
De una obra de: Nadia Hotait

(2013)

“…21 besos 21; uno en cada uña
en cada mechón de pelo
en cada peca; en cada célula
de labio; porque el Mar es hoy
sólo un charco & los kms. nada…” 

De Sueño sin fin  -Mario Santiago Papasquiaro 


Get over it!








You, Master of the plastered cracking sea,
Master of a natural disaster’s epiphany,
Master of coral, ash, cream, and river bream,
Master of the century,
Master of me. 

Amber Tamblyn 
https://www.youtube.com/watch?v=k6pP9kgZ9ys

ksdlfksdlvaxjcvidfgvSD


Hoy sin ir más lejos quemaremos en la plaza, para que todo el mundo lo vea, tu síndrome de Diógenes sentimental.

Juan Andrés García Román


La pólvora ya seca en la funda de los años,
y ni siquiera tuviste tiempo
de aprender el lenguaje
que un nombre propusiese.

Juan Carlos Reche 



(...) esto no es un hilo o unas ganas de nada.
Esta carta es una lágrima humana para sentirme menos perro abandonado.

(Capitán sangre, 2013) 


La tumba del Capitán

Cementerio de Père-Lachaise, París (2013)


Sangre en el ojo

Querido Papasquiaro,

ha aparecido el broche de la pistola que me regalaste pero solo tengo ganas de dispararte en la cara.

(2013)