Amosando publicacións coa etiqueta Ana Gorría. Amosar todas as publicacións
Amosando publicacións coa etiqueta Ana Gorría. Amosar todas as publicacións

sábado, 9 de xaneiro de 2016

¿Útil?

De tumblr

En definitiva, yo no pretendo sino demostrar que hay que buscar soluciones 
puesto que existen problemas.

(...)

 «si es verdad que nos hemos liberado del arte ha llegado el momento de decir: viva la vida y si es que seguimos necesitando el arte ha llegado el momento de asimilarlo a la vida»

Valcárcel Medina


Valcárcel Medina (1976)

 Valcárcel Medina también interviene en la pieza para ser testigo de sí mismo, da cuenta de sus orígenes, de su formación, de su relación con el arte y con la práctica artística. Relata su relación con Zaj y su participación en los encuentros de Pamplona. El documental incluye también reflexiones y análisis, como la de Fernando Millán al comentar la acción que realizó en el MACBA pintando un muro blanco de blanco con un pincel del cuatro. El poeta experimental afirma que la obra de Valcárcel Medina es la constatación de la angustia de un individuo que se siente dependiente de su entorno. O el análisis detallado que realiza un especialista en arte conceptual de la pieza conceptual de Valcárcel, la chuleta, con apuntes en la mano para poder comentarla. Además se describen las conferencias en morse que realizó en diferentes países y la inmersión del autor en el proceso por el que durante un período de su vida se comunicó en morse con su entorno. También se introduce la reflexión de Valcárcel sobre la legitimidad del artista para intervenir en el mundo a través de la exposición Interferencias en que el autor acudía a comedores sociales para pedir quince platos de comida y servirlos en el Círculo de Bellas Artes a precio estándar.

(...)


Se dijo a partir del visionado de la película que parecía que la obra de Valcárcel Medina ponía en tensión los extremos de lo obligatorio, de lo útil y de lo necesario. Y se le preguntó al artista si sentía que su obra se debía a la urgencia de lo necesario, de la necesidad. A lo que Valcárcel dijo: ¿tú crees que esto es necesario?, y no era una pregunta retórica, dijo, te lo estoy preguntando a ti. A lo que le respondieron con convicción que claro que lo era, «para poder construir mi relato». ¿Y por qué escribo yo esto si la obra de Valcárcel Medina nos lleva a preguntarnos sistemáticamente por la relación que existe entre documento y poder, como ámbito de la estructuración de la visión y de la acción del otro frente a «lo ingobernable de la acción» que señaló José Luis Pardo a propósito de la obra del murciano? Porque los testimonios hacen falta, falibles, tal vez absolutamente desconectados del hecho que refieren. Y mis dos amigas Marta Azparren y Sandra Cendal, esta última en los títulos de agradecimiento, no pudieron llegar a Cineteca el día que proyectaron el documental sobre Valcárcel. Eso fue allí y entonces y ya, como el arte de Valcárcel, es imposible de restaurar o de recuperar. Reparar esa ausencia, suya, ese allí y entonces que ya no podemos restaurar, decirles y decirlas para construir un testimonio que pueda convertirse en testimonio de otros testimonios es el objetivo de haber elaborado este pequeño texto que quiere, además, en un futuro no muy lejano, ser acompañado de las palabras de los directores del documental, que se ha construido a base de palabras y palabras y palabras y…

Ana Gorría

De aquí , TamtamPress
Un cuchillo parece que se eleva.
Soy la que soy

Ana Gorría 

mércores, 9 de decembro de 2015

" You must keep talking"


  
Christopher Wool 


(...)Una palabra que como en todas las relaciones son determinadas por una forma de entender el cuerpo humano, la voz, el peso de la voz en la letra que hoy proponemos, y su lugar de cara al receptor, “hacerse publico es el acto fundamental de toda ontología política”, dice Sloterdijk. La sociedad de la medialidad, de las jergas es también, paradojícamente, la sociedad de la palabra. Una sociedad de palabras sin palabras, palabras negadas, palabras canceladas, palabras que no importan. La poesía responde en las palabras, (...)

Ana Gorría 

 
(...)
the resistances of language you must keep talking my analyst tells me. But to combat the swaying silence of a winter night in Nono's kitchen under the clandestine glare of the forty-watt bulb that is looped up over the red-and white checked oilcloth on the table by a knotted cord and seems to be always slightly (like leaves on a keen and distant mountainside) vibrating though everything else in the world is still, talk is not it. 

Anne Carson