mércores, 8 de febreiro de 2017

Que no me haga daño...

que no me haga daño
mi propia piel
ser y humana
se ha vuelto un juego
de amarse en los espejos
de la luz apagada


Natalia Litvinova

Ningún comentario:

Publicar un comentario